Tarde o temprano tendremos que aplicar hierba en nuestros dioramas, la mejor forma es utilizar un aplicador electrostático que da muy buenos resultados. En el mercado tenemos diferentes modelos que van desde 40€ a 80€ pero podemos fabricarnos nuestro propio aplicador, empezaremos comprando un mata moscas eléctrico, el mío lo compre en un chino por 3€ también compramos un colador y una pinza de cocodrilo, en total me gastaría 5€ como mucho.

 

El primer paso es quitar las pilas y desmontarlo, nos quedamos solo el mango, el circuito integrado no lo modificamos centrándonos solamente en los cables de alimentación de la raqueta,  en este caso tenemos tres cables uno rojo y otros dos de color verde.

 

Cogemos el colador y cortamos el mango más o menos por la mitad, en una de las patas soldamos el cable rojo,  los dos cables verdes los juntamos añadiendo un trozo de cable lo suficientemente largo, este cable tendrá que quedar por fuera así que tendremos que tenerlo en cuenta, en mi caso tenia hueco para sacarlo de no ser así tendremos que hacer un agujero.

 

Ajustamos las patas del colador haciéndolo encajar en su sitio y lo fijamos todo con plástico termo fundible, no pasa nada si se desborda, una vez frio se puede ajustar recortando, ojo con el plástico cuando este caliente puede provocar quemaduras. echamos mas plástico y cerramos la tapa.

 

Una vez frio podemos quitar el pastico sobrante utilizando una cuchilla, procedemos a colocar la pinza de cocodrilo, colocamos las pilas y lo probamos, si acercamos la pinza de cocodrilo al colador saltaran unas chispas, esta raqueta tiene un leed que nos indica que esta activo, recordar que esto no es un juguete y puede dar buenos calambrazos.