Comportamiento

Debido a su aspecto y colores, el Welsh Terrier podría pasar facilmente por un Airedale reducido.

El Welsh Terrier es un perro serio, algo descarado, afectuoso, sensible y listo. Es bastante activo y le encanta disfrutar de los juegos sobre todo con los niños, de buenos y largos paseos y en especial de los baños. Es observador y curioso. Como todo buen Terrier, tiene bastante carácter, es cabezota y de ideas fijas y es muy dominante con otros perros.


Origen

El Welsh Terrier fue criado y seleccionado por mineros y cazadores del país de Gales. Lo utilizaban principalmente como perro ratonero y para completar las jaurías de perros sabuesos. Estos Terriers tenían la labor de desalojar a los zorros y a las nutrias cuando éstos lograban esconderse en sus madrigueras.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: hasta 39 cm
  • Peso: de 9 a 9,5 kg
  • Capa: negra y fuego
  • Aptitudes: perro de compañía y perro de caza de madriguera

El Welsh Terrier es un perro de construcción cuadrada y de cabeza rectangular. Tiene unas orejas en forma de “V” y unos ojos pequeños, oscuros y bastante separados. La cola se acostumbra a cortar. Su pelo es duro y espeso y de color negro con fuego en las extremidades y cabeza.


Cuidados

Es aconsejable emplear el tiempo necesario para adiestrar en obediencia al Welsh Terrier, sobre todo a una edad temprana , esto nos ayudará a formar un adolescente manejable y más satisfecho. Precisa una educación firme y constante para que aprenda desde un principio las normas de conducta de la casa.
Los cuidados del pelo son mas que necesaria, hace falta un plucking regular (arrancar el pelo de raíz con los dedos) para evitar posibles complicaciones de la piel.
Es un perro que se adapta perfectamente bien a la ciudad, siempre y cuando pueda hacer ejercicio diario.

El Welsh Terrier puede sufrir alergias relacionadas con fibras sintéticas que afectan a las orejas y al pecho. Una cama o manta de algodón sería lo más recomendable.