Comportamiento

Tanto por el color de la capa, la forma de la cola y su astucia, el Spitz Finlandés (Finkie) se parece más un zorro que un perro, a pesar de estas similitudes no tiene ningún parentesco con el zorro.

El Spitz Finlandés es un perro con muchísima irguieren, simpático, limpio, pícaro e inteligente. Suele ser un tanto independiente y a veces un poco reservado, que le dejen mucho tiempo solo no es un  de las cosas que lleve muy bien. Es observador, atento y si llega a aburrirse puede que monte algo de escandolo. Su carácter juguetón encaja perfectamente con el juego de los niños, con los que se muestra afable y cariñoso. Puede ser complicado de educar, ya que por su carácter se resiste a las órdenes. Es recomendable que el adiestramiento se convierta en un juego.


Origen

El Spitz Finlandés proviene del perro de las turberas, el primer perro que convivia con los hombres en los poblados lacustres de la Europa prehistórica. Se piensa que llegó a Finlandia acompañando a los primeros fineses que venían de las mesetas de Asia. A consecuencia de su popularidad y al gran número de cruces, en el siglo XIX la raza poco a poco había perdido gran parte de sus características. Algunos aficionados sintieron la necesidad de rehacer el antiguo tipo de la raza y se dedicaron a buscar los ejemplares más puros por todo el país y así llevar a cabo su tarea. Magnifico cazador de urogallos en su país, el Finkie es también un estupendo perro de guarda y de compañía.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 39 a 50 cm
  • Peso: de 12 a 15 kg
  • Capa: castaño rojizo o amarillo rojizo
  • Aptitudes: en su país, perro de caza; perro de guarda y de compañía

El Spitz Finlandés tiene un cuerpo simétrico y cuadrado. Tiene una cabeza refinada con un hocico puntiagudo y con un stop pronunciado. Con unos ojos que son de forma almendrada y con las orejas, de inserción alta, son pequeñas, erguidas y triangulares. Lleva la cola bien recubierta de pelos y enroscada por encima del lomo. Su capa, rojiza brillante, es doble: el pelo exterior es largo y áspero y el subpelo suave y espeso.


Cuidados

El Spitz Finlandés es un perro  bastante activo al que le gusta correr, asi que lo perfecto es que tenga un jardín en el que se pueda corer libremente y en el que pueda disfrutar de su dueño  y que le ofrezca las más variadas sesiones de juego.
Para conservar su pelo limpio y sano, basta con un buen cepillado de vez en cuando para ir quitandole así el pelo muerto, salvo en las épocas de muda, que es necesario hacerlo más a menudo.

Como este perro tiene una limitada cría del Spitz Finlandés, la raza goza de muy buena salud.