Comportamiento

El subpelo del Samoyedo tiene la ventaja de que se puede hilar y tejer, con lo que se puede hacer prendas de abrigo.

El Samoyedo tiene un comportamiento afectuoso, sensible, inteligente y astuto. Le gusta seguir a su dueño a todas partes y su carácter alegre y juguetón hace que sea un perfecto compañero de juego para los niños. Su comportamiento con los demás perros es bastante dominante y no le resulta complicado inmiscuirse en peleas.


Origen

El Samoyedo formaba parte activa en la vida cotidiana de las tribus samoyedas procedentes del norte de Rusia y Siberia. Estos pueblos chamánicos, que vivían principalmente de la crianza del reno, utilizaban a los Samoyedos en la caza, en el cuidado de rebaños, en el tiro de trineos y algo importante es que se le permitía vivir en el interior del hogar como perro de compañía. Los occidentales se empezaron a interesar por estos perros hacia 1870 coincidiendo con las primeras expediciones polares. El estándar de la raza se aprobó en Inglaterra en 1909.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: machos 57 cm y hembras 53 cm
  • Peso: de 23 a 30 kg
  • Capa: blanca, crema, o blanca y galleta
  • Promedio de vida: catorce años
  • Carácter: travieso, juguetón y muy afectuoso
  • Relación con los niños: muy buena

Este gran peluche de capa blanca es fuerte, robusto y resistente. Sus ojos, con forma de almendra, tienen una expresión viva e inteligente. Las orejas son pequeñas, triangulares, erectas y las lleva bien separadas entre sí. Cuando el perro está atento tiene la cola curvada hacia delante sobre la espalda, en reposo la tiene caída hasta la altura del corvejón. Su pelo es tupido, pesado, denso, flexible y acostumbra a ser de color blanco.


Cuidados

Desde el principio se ha de enseñar al Samoyedo que su dueño es el que manda pero jamas haciendo uso de la fuerza. Si hay gatos cerca, resulta importante adiestrarle de forma que entienda que los felinos son compañeros o de lo contrario, les dará caza sin ninguna miramiento.

Hay que cepillar el pelaje del Samoyedo bastante a menudo, sobre todo durante las mudas de pelo.
El Samoyedo precisa hacer ejercicio diario para mantenerse en forma, siempre y cuando esté bien protegido del sol y del calor.

El Samoyedo bien atendido gozara de buena salud pero no hay que olvidar que puede padecer displasia de cadera, sordera, enanismo, atrofia progresiva de retina y otros problemas oculares.