Compotamiento

El Redbone Coonhound es un perro con una gran experiencia como cazador de mapaches. Este magnifico perro tiene la particularidad de perseguir a su presa hasta que se sube a un árbol y retenerla hasta que llega el cazador.

El Redbone Coonhound es un buen cazador, pero también resulta ser un buen perro de compañía si se le ha enseñado desde pequeño, los ejemplares que se crían para la caza tienen un comportamiento diferente. En casa se muestra cariñoso, dócil, fácil de complacer, estable e independiente. Es un perro al que le encanta aullar, muy enérgico y un magnifico nadador. Con los niños (si se ha criado con ellos) es un buen compañero de juegos. Es un tanto desconfiado con los extraños.


Origen

A principios del siglo XVIII, procedentes de Escocia e Irlanda, llegaron a Estados Unidos los antepasados del Redbone Coonhound, unos Foxhounds de color rojo. A finales de ese mismo siglo, los cazadores americanos tenían la necesidad de un perro veloz y con buen olfato para cazar mapaches, así que se pusieron a buscar un perro con esas características. Durante años, los criadores de Redbone dieron mas importancia al color rojo del perro ante su funcionalidad, y una vez que consiguieron el color, ya se dedicaron a seleccionarlos en función del rendimiento.


caracteristicas

  • Altura a la cruz: entre 55 y 68 cm en los machos y entre 53 y 66 cm en las hembras
  • Peso: entre 29 y 38 kg en los machos y entre 20 y 34 kg en las hembras
  • Capa: cualquier tonalidad de rojo
  • Aptitudes: Caza, rastreo, búsqueda y rescate

El Redbone Coonhound es un perro bien proporcionado, de cuerpo robusto y de pecho ancho. Sus extremidades son fuertes y están bien anguladas. Tiene las orejas insertadas bajas, largas y caídas y el hocico cuadrado. La cola, gruesa en la base y en forma de sable, es de longitud mediana. Su pelaje es denso, áspero, corto y de color rojo (a veces con algunas marcas blancas en los pies y el pecho).


Cuidados

El Redbone Coonhound es un perro con muchísima energía así que necesita hacer ejercicio a diario. Lo aconsejable es que pueda moverse a su gusto por un jardín vallado y que sus dueños se asegure de propocinarle largas sesiones de juegos. Si pasa mucho tiempo encerrado lo mas normal es que se vuelva inactivo y obeso. Nadar y correr son las actividades que más le gustan. 
Debido a su instinto cazador, es fundamental sociabilizarlo desde cachorro con los otros animales de la casa.
Para mantener su pelaje en perfectas condiciones es aconsejable cepillarle una vez por semana. También se deben vigilar las orejas a menudo para evitar posibles infecciones.

El Redbone Coonhound es propenso a la displasia de cadera.