Comportamiento

Al Ratón de Praga porta el titulo de ser "el perro más pequeño del mundo". Estos pequeños perritos, vivaces y juguetones y de olfato muy desarrollado, son unos magníficos buscadores de trufas, se están haciendo su hueco entre las razas caninas más pequeñas, a pesar de todo, la raza aún no ha sido reconocida de forma oficial internacionalmente, pese a su popularidad y pese al interés que está generando en el sector de la cría.

El Ratón de Praga es un perro muy activo, inteligente, con una capacidad de aprendizaje muy rápido, muy obediente y sumamente atlético. Se trata de un animal muy apegado a su su amo y del resto de los integrantes de la casa, siempre se muestra vigilante, pendiente de los movimientos de su familia.
Tiene un carácter muy dulce, nada territorial. Conecta perfectamente con los niños aunque lo que realmente le gusta son los brazos y las caricias de sus amos.


Origen

El Ratón de Praga, como todos los ratoneros, fue una raza inicialmente desarrollada para la caza de roedores, debido a su buen carácter y simpático aspecto, se ha ido convirtiendo poco a poco en animal exclusivamente de compañía. El origen lo encontramos en la zona de la Bohemia Central, República Checa. Estos perritos ya eran muy conocidos entre la aristocracia desde el siglo X.
La opinión más aceptada sobre su origen es la que apunta hacia los cruces entre Pinscher Miniaturas y Chihuahuas. El resultado de estos cruces se mejoró hace unas cinco décadas con la genética del pequeño Terrier de Rusia. Algunos criadores sostienen que el English Toy Terrier, que dio origen al actual Moscow Toy Terrier, también intervino.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: entre 19 y 23 cm.
  • Peso: de 1,9 a 2,5 kg.

 

        Capa: negro y fuego, bronce, azul y caoba

En Ratón de Praga es un perrito pequeño, su peso puede oscilar de 1 a 3,5 Kgs. dependiendo si intervienen líneas miniatura. Su pelo es brillante, corto y poco tupido. El color más habitual es el negro y fuego aunque existe también el color bronce y el azul. Actualmente se están haciendo cruces para lograr el color caoba 
La cabeza tiene forma de pera, muy simétrica, las mejillas firmes, ligeramente sobresalientes, los ojos son redondos y oscuros, algo abultados, sin llegar a serlo tanto como los del Chihuahua. La nariz es recta, las orejas erectas, por lo general en edad adulta. 


Cuidados

El Ratón de Praga no precisa unos cuidados demasiado meticulosos. Hay que cuidar con regularidad sus ojos, oídos y uñas y bañarlo al menos una vez al mes.

Pese a su reducido tamaño, el Ratón de Praga suele ser un perro fuerte y sano. Para mantener su salud conviene vacunar y desparasitar periódicamente. En cuanto a la alimentación, cuando son cachorros necesitarán un alimento específico, al tratarse de una raza tan pequeña las necesidades energéticas son diferentes, incluso serán mayores que las de un cachorro de una raza más grande.