Comportamiento

El Pomerania, también se le conoce como Zwergspitz o Spitz Enano, es pequeño debido a la crianza selectiva, pero mantuvo la robustez y el pelaje típicos de los perros de climas fríos.

El Pomerania tiene un comportamiento curioso, dócil, valeroso y atrevido. Es un perro seguro de sí mismo pero se muestra distante con los extraños pero tierno y tranquilo con sus dueños. Es muy juguetón y le encanta correr. Poseedor una gran inteligencia y precisa que se le estimule intelectualmente.


Origen

El Pomerania pertenece a la familia de los Spitz, con toda seguridad los perros de compañía más antiguos que existen. Descendientes de un perro del neolítico, fueron de los primeros que vivieron con los hombres en los poblados lacustres de la Europa prehistórica. Este tipo de perros estaban siendo utilizados para guardar, cazar, arrastrar trineos y a hacer compañía a los nómadas. Los Spitz se extendieron por Europa y en cada región la raza evolucionó de manera diferente debido a los cruces. El Pomerania es el más pequeño de las cinco variedades de Spitz alemanas.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: hasta 22 cm
  • Peso: entre 1,5 y 3,5 kg
  • Capa: pelo largo y tieso, subpelo denso
  • Promedio de vida: de catorce a dieciocho años
  • Carácter: vivo, afecuoso, inteligente, distante pero no agresivo
  • Relación con los niños: muy buena

El Pomerania es un perro cuadrado y bien proporcionado. Tiene una cabeza parecida a la del zorro, los ojos almendrados y unas orejas triangulares erguidas. Su hocico es fino pero no puntiagudo. Porta la cola implantada alta y enroscada de lado por encima de la espalda. Tiene el pelo corto y apretado en la cara, la parte delantera de las patas, las orejas y los pies. En el resto del cuerpo es largo y abundante. Puede ser de color negro, marrón, blanco, naranja, gris lobo y de otros colores.


Cuidados

A pesar de ser un perro peludo, el Pomerania no necesitara un cuidado de pelo excesivo, basta con cepillarle dos o tres veces por semana.
Le gusta mucho caminar y para mantenerlo contento es necesario sacarlo a pasear a diario.
Es aconsejable controlar sus ladridos desde temprana edad.

El Pomerania es un perro con una buena salud y pocas veces cae enfermo. A pesar de ello, puede sufrir los problemas comunes que afectan a las razas tan pequeñas como luxación de rótula, cráneo abierto, bajo nivel de azúcar en sangre y criptorquidismo.