Comportamiento

El Petit Chien Lion aunque también conocido como Löwchen o Pequeño Perro León, debe su nombre al vistoso corte de pelo leonino que lo caracteriza. De cuerpo afeitado, tiene una espesa melena en el cuello y en la cabeza, y unos peludos adornos en los pies y tambien en la cola.

El Löwchen es dócil, juguetón, alegre, fiel, tranquilo e inteligente. Deseoso por complacer, este perro aprenderá con facilidad, bien educado, evitaremos que ladre en exceso o que le de por hacer agujeros en el jardín. Es un perfecto compañero, con los dueños es sociable, afectuoso y amable, y se lleva perfectamente con los niños y con otros perros o mascotas de la casa. Su gran instinto de territorialidad hace que sea bastante reservado con los desconocidos. No le gusta nada que lo dejen solo, desde luego le encanta estar con su manada, la familia.


Origen

Francamente se sabe muy poco sobre los antepasados del Pequeño Perro León, algunos expertos afirman que está emparentado con la familia de los bichones. La raza se conoce en Francia desde el siglo XIV, donde la aristocracia se fijaron en esta raza, la usaba como perro de compañía.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: 26 y 32 cm
  • Peso: de 4 a 6 kg
  • Capa: unicolor o manchada de negro o limón; blanca (se admiten todos los tonos)
  • Aptitudes: perro de compañía

El Petit Chien Lion es un perro pequeño, con un cuerpo corto y bien proporcionado. Su cabeza es corta y ancha. Tiene unos ojos redondos y oscuros y unas orejas largas, colgantes y con abundantes flecos de pelo. Todo su pelo es fino, sedoso, bastante largo y ondulado. Puede ser de distintas tonalidades de colores lisos o combinaciones de colores. El peinado característico es el arreglo a lo león, similar al del Caniche. Si no es un perro de exposición, puede ir con un corte “casero”.


Cuidados

El Pequeño Perro León se adaptara perfectamente a la vida de interior siempre y cuando nos aseguremos de poder dar largos paseos con sus dueños. A pesar de su aspecto, éste no es el típico perro faldero, es un perro resistente al frío al que le encanta salir fuera a jugar, ya sea en la calle o a la montaña.
Para que el Löwchen mantenga esta apariencia de león es preciso ir repasando el corte cada cuatro o seis semanas.

El Petit Chien Lion es un perro considerablemente sano debido a la limitada base de cría, aunque se han detectado problemas de atrofia progresiva de retina y luxación de rótula.