Comportamiento

Al Perro Pastor de las Shetland, también conocido como Sheltie, lo normal es que se le confundan con un Collie de Pelo Largo reducido y no sin razón, ya que el Sheltie parece una versión reducida del Collie.

El Sheltie es bastante listo, atento, estable y muy fácil de enseñar. Se siente muy apegado a sus dueños, a los que obedece encantado pero sin ser demasiado servil. Es un perro con un fuerte carácter, que sabe muy bien lo que quiere y toma la iniciativa cuando lo considera oportuno. Es muy afectuoso con los niños, siempre que lo respeten y no lo traten como un juguete, juega con ellos y vigila por su seguridad.


Origen

Como su nombre indica, este perro es originario de las islas Shetland, un archipiélago situado al norte de Escocia. A principios del siglo XIX, sus antepasados fueron cruzados con los recién llegados Collies y varias razas pastoras procedentes de Noruega e Islàndia. En los primeros años del siglo XX se volvieron a repetir los cruces con perros Spitz y probablemente con Border Collies que acabarían por fijar el estándar de la raza.


Caracteristicas

El Pastor de las Shetland tiene una cabeza refinada que se va estrechando desde las orejas hasta la trufa. Las orejas son pequeñas y flexibles, colocadas bastante cerca la una de la otra en lo alto de la cabeza. Tiene unos ojos almendrados y un hocico largo y bien redondeado. La cola, provista de abundante pelo, le llega al corvejón y se curva ligeramente hacia arriba. Tiene un doble pelaje: el pelo exterior es largo, lacio y áspero y el subpelo interno es corto, suave y denso. La crin y el pecho están bien provistos de pelos. El color puede ser arena, tricolor, azul mirlo, negro y blanco, y negro y fuego.


Cuidados

El Shetland es un perro de una gran energia, por lo que precisara mucha actividad y juegos. Es recomendable llevarlo lo maximo posible al campo o a un parque donde pueda campar a sus anchas.
Para conservar su pelo en buen estado se debe cepillar dos o tres veces por semana, y más a menudo en época de muda.
Tiene un ladrido muy agudo, hay que educarle desde cachorro que no debe ladrar por todo.

El Pastor de las Shetland es un perro bastante resistente. Los problemas que más preocupan son los de piel y los oculares (atrofia progresiva de retina, cataratas, síndrome de ectasia y triquiasis). En menos incidencia se pueden dar casos de displasia de cadera, deficiencia tiroidea, epilepsia, sordera o Von Willebrand.