Comportamiento

El Perro Lobo Checoslovaco se le considera una raza relativamente nueva, como su nombre indica, tiene un gran parecido a su ancestro el lobo. Es un perro alto, fuerte, bastante ágil y que ha heredado la típica máscara blanca de los lobos.

El Perro Lobo Checoslovaco es valiente, juguetón, activo e inteligente. Tiene un caracter bastante fuerte pero si le damos una educación firme asimilará las órdenes con bastante rapidez. Es fiel y dócil con su dueño pero muy desconfiado con los extraños. Tolera bastante bien a los niños y a los cachorros, consintiendo que le hagan lo que no toleraría en un adulto. Aprenderá con facilidad fácilmente con otros animales domésticos si se le educa desde pequeño.


Origen

El Perro Lobo Checoslovaco es una raza relativamente nueva. En el trascurso de los años 50, en Checoslovaquia, se llevaron a cabo varios cruces entre Pastores Alemanes y lobos,  como resultado nacio esta nueva raza. En 1982 fue reconocida en su país de origen y siete años más tarde fue aprobada por la FCI.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: por lo menos 65 cm en los machos y 60 cm en las hembras
  • Peso: por lo menos 26 kg en los machos y 20 kg en las hembras
  • Capa: desde un gris amarillento hasta un gris platead

El Perro Lobo Checoslovaco es robusto, de constitución fuerte y de estructura rectangular. Es parecido al lobo en constitución, movimiento, manto, colores y máscara. La cabeza tiene forma de cuña y las orejas son pequeñas, triangulares y erguidas.  La cola está implantada alta, en reposo es recta y colgante y en alerta la lleva en forma de oz. Tiene el pelo recto y bien aplastado con un subpelo muy denso. La capa puede ir de gris amarillento a gris plateado.


Cuidados

El Perro Lobo Checoslovaco no es un animal hecho para vivir encerrado en un piso, necesita su espacio y hacer ejercicio a diario. Si está suelto por el jardín hay que vigilar que no se escape, ya que estos animales pueden trepar tranquilamente vallas de hasta dos metros de altura. Por otra parte tampoco es aconsejable tenerlo atado a un árbol.
Como es un perro bastante inteligente, tiende a cansarse y aburirse cuando se le proporcionan ejercicios largos y repetitivos. El dueño debe proporcionarle un amplio repertorio de actividades. 
Para que crezca de manera equilibrada, este perro necesitara de la manada (familia) por lo que no es recomendable dejarlo solo largas temporadas.

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro bastante sano aunque es propenso a la displasia de cadera.