Comportamiento

Bo Obama, el perro del ex presidente de los Estados Unidos, es un Perro de Agua Portugués de color negro con el pecho y los calcetines de las dos patas delanteras de color blanco.

El Perro de Agua Portugués es bastante inteligente, extrovertido, impetuoso, enérgico y atleta. Es un buen guardián y un perro con un comportamiento que resulta perfecto para jugar con los niños. Como perro de agua que es, le gusta mucho nadar y disfruta con cualquier actividad relacionada con el agua.


Origen

Como su nombre indica, el Perro de Agua Portugués es una raza portuguesa concretamente de la provincia costera del Algarve. Los pescadores de la zona les gustaba utilizar a este perro, gran nadador y de excelente visión y olfato, servia como ayudante en la pesca y como guardián de sus barcos y bienes. Cuando su dueño estaba pescando, el perro seguía la presa con la mirada y si un pez lograba escapar, se lanzaba al mar para atraparlo, zambulléndose si era necesario. Actualmente se utiliza como perro de guardia y de compañía.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 50 a 57 cm en los machos y de 43 a 52 cm en las hembras
  • Peso: de 19 a 25 kg en los machos y de 16 a 22 kg en las hembras
  • Capa: negra, blanca, negra y blanca, marrón, marrón y blanca
  • Aptitudes: perro de caza, perro de guarda y perro de compañía

El Perro de Agua Portugués es robusto y de pecho ancho y profundo. Tiene una cabeza grande y bien proporcionada, un stop bien definido y un hocico más estrecho cerca de la trufa que en la base. Las orejas son delgadas y las lleva implantadas por encima de la línea de los ojos y muy pegadas a la cabeza. La cola es ancha en la base y va estrechándose hacia la punta. Una capa resistente, densa y fuerte le recubre todo el cuerpo. Existen dos variedades de pelo, una de pelo largo y ondulado y otra de pelo más corto y encrespado. Puede ser de color negro, blanco, negro y blanco, marrón, marrón y blanco.


Cuidados

El Perro de Agua Portugués es muy enérgico, precisa bastante espacio, hacer mucho ejercicio y que se le estimule a diario.
Es un perro bastante fácil de enseñar, si el dueño le ofrece una educación firme y constante conseguiremos que sea obediente.
Es aconsejable cepillarle y peinarlo con frecuencia.

Los problemas hereditarios que más afectan al Perro de Agua Portugués son la displasia de cadera y la atrofia progresiva de retina. Existe una anomalía poco frecuente llamada enfermedad de almacenamiento, caracterizada por una deficiencia de encimas.