Comportamiento

El Perro Crestado Chino, también conocido como Chinese Crested Dog, llama bastante la atención por su falta de pelo en casi todo el cuerpo.

El Chinese Crested Dog es alegre, lleno de energía y muy activo. Tiene un carácter afable, tierno, juguetón pero desconfiado con los desconocidos. Le encanta estar con la familia y soporta bien a los niños, siempre y cuando éstos lo respeten y sean educados con él. A pesar de ser amable y abierto, a veces puede mostrarse algo independiente.


Origen

Los orígenes de esta raza no están nada claro y los datos son bastante inciertos. Se piensa que el Perro Crestado Chino proviene de las Filipinas, desde donde llegó vía Indochina hasta la corte de los emperadores manchúes de China. Otros piensan que este perro llegó a México desde China a bordo de barcos que transportaban especias y descargaban en los puertos de Acapulco y Mazatlán.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: unos 30 cm
  • Peso: menos de 4,5 kg
  • Capa: todos los colores y tonos
  • Aptitudes: perro de compañía

De piel suave, el Perro Crestado Chino es un perro pequeño, de cabeza triangular y ojos almendrados. Tiene unas orejas bastante grandes y erguidas. Dentro de esta raza se aceptan dos variedades: sin pelo y de pelo largo (Powderpuff). La primera de ellas, no es que no tenga pelo, pero sólo tiene unos largos mechones de pelos finos en la cresta, en la parte baja de las patas y en la cola. Este pelo es sedoso y suave. La variedad Powderpuff tiene todo el cuerpo cubierto por un pelo largo y fino. Se admiten todos los colores.


Cuidados

Es recomendable controlar que en verano el Chinese Crested Dog no tome mucho el sol, ya que una exposición prolongada le puede llegar a quemar la piel. Se aconseja protegerlo con protector solar. También se aconseja bañarlo una vez a la semana y que después del baño se debe aplicarle aceite para niños para evitar que se le agriete la piel.

A pesar de su frágil aspecto, el Perro Crestado Chino es fuerte y resistente, aunque tiende a padecer problemas dermatológicos y de dentición (falta de molares y premolares). Por lo demás, este perro está expuesto  a las mismas enfermedades comunes de las razas Toy (Legg-Perthes, luxación de rótula, glaucoma, desprendimiento de retina, cataratas, atrofia progresiva de retina y estenosis de la aorta).