Comportamiento

El Pequeño Lebrel Italiano, también se le conoce como Galgo Italiano o Italian Greyhound, es el lebrel más pequeño que existe.

El Galgo Italiano es amigable, sumiso, agradable, obediente y cariñoso. Le gusta saltar, correr, trepar y brincar. Es un perro muy sensible y hay que procurar no levantarle la voz ni someterlo a situaciones estresantes. Es por eso que no es el mejor perro para jugar con los más pequeños de la casa. Es un perro limpio, discreto, silencioso y muy tranquilo.


Origen

Segun la opinion de los espertos dicen que los ancestros del Lebrel Italiano ya se conocían hace más de cinco mil años, eran esos perros que se paseaban por la corte de los faraones del Antiguo Egipto. Durante bastantes siglos, en Europa, este pequeño Galgo fue un perro muy apreciado. Su cuerpo se acabó de empequeñecer a finales del siglo XIX, cuando el Whippet, un lebrel de tamaño reducido, se puso más de moda y para no confundir las dos razas, los cinólogos decidieron disminuir el tamaño del Italiano hasta el que conocemos hoy día.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 32 a 38 cm
  • Peso: unos 4 kg.
  • Capa: negra, gris pizarra y amarilla (isabelina)
  • Aptitudes: perro de trabajo, de compañía y de deporte

El Pequeño Lebrel Italiano es de cuerpo esbelto y compacto y de cabeza y hocico alargados. Tiene unas orejas pequeñas, de inserción alta y dobladas en ángulo recto. Su cola es delgada y se estrecha hacia la punta. El pelo es corto, brillante y suave y puede ser de color negro, gris pizarra y amarillo isabelino.


Cuidados

Es recomendable sociabilizar a una temprana edad al Galgo Italiano para evitar la extrema timidez. 
Es un perro un poco friolero, no soporta el frió se recomienda protegerlo de las bajas temperaturas y de la lluvia, en el mercado encontraremos una gran variedad de prendas de abrigo.
Este Lebrel es de fácil aseo, un baño y un corte de uñas al mes es mas que suficiente para mantenerlo limpio. Es perro propenso a la formación de sarro, por lo que será recomendable cepillar sus dientes por lo menos una o dos veces a la semana utilizando pasta de dientes especial para perros.

El Lebrel Italiano tiene pocos problemas congénitos. Una de las mayores preocupaciones son las afecciones relacionadas con la tiroides y las fractura de extremidades durante los años de crecimiento.