Comportamiento

El Pastor Polaco de Podhale tiene un pelaje blanco el cual le viene bien para pasar desapercibido entre las ovejas a las que vigila y de paso confundir a los depredadores que están al acecho.

El Polaco de Podhale es un perro con una gran inteligencia al que le gusta tomar la iniciativa. Tiene un carácter firme, tranquilo, afable y bastante independiente. Es un poco desconfiado con los extraños pero cariñoso, fiel y obediente con sus dueños y los niños, a los que vela y protege.


Origen

Como la gran mayoría de molosos, es bastante probable que el Pastor de Podhale descienda de los perros pastores del Tíbet instalados en los Balcanes hasta el Cáucaso. Este perro fue usado en las altas montañas del Tatra, región de Podhale (Polonia), para defender el ganado de depredadores como lobos, linces y otros perros vagabundos. En Polonia hay dos tipos de perros: éste, para defender el rebaño y el Pastor de las Llanuras, para guardarlo y guiarlo.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: entre 65 y 70 cm en los machos y entre 60 y 65 cm en las hembras
  • Peso: de 30 a 45 kg
  • Capa: blanca
  • Aptitudes: perro de pastor, perro guardián y perro de compañía

El Pastor de Podhale es de espalda recta y ancha, de cuerpo largo y macizo y de extremidades fuertes y musculosas. Tiene una cabeza delgada con un stop bastante marcado. Las orejas son medianas, triangulares, bastante gruesas y bien provistas de pelo. La cola no está insertada muy alta, le llega hasta el corvejón y se curva ligeramente hacia arriba en su extremo. Tiene un pelo de color blanco, denso, recto o ligeramente ondulado.


Cuidados

Hay que enseñarle con firmeza, esto no quiere decir que utilicemos la violencia, es conveniente acostumbrarlo al ambiente familiar desde cachorro. El Podhale tiene un alto sentido de la jerarquía y si el dueño no le deja claro quién manda desde el principio, el perro no dudara en tomará el mando en cuanto tenga ocasión.
Es un perro rústico que necesita espacio, hacer ejercicio y salir a pasear con sus dueños. Lo mas aconsejable sería que pudiese campara a sus anchas por un jardín, pues puede soportar perfectamente tanto bajas temperaturas como el calor del verano, su pelo lo protege en ambos casos. 
Es aconsejable cepillar el extenso pelaje de forma regular y en época de muda, hacerlo con mayor frecuencia.

Como la mayor parte de las razas grandes, el Pastor Polaco de Podhale puede sufrir displasia de cadera y de codo. Algunos ejemplares también pueden padecer problemas oculares, sobre todo de glaucoma.