Comportamiento

El perro Pastor Belga Groenendael tiene un magnifico olfato, también resulta un buen perro de defensa, otra cualidad en la que destaca es en los campos de obediencia, pastoreo, trineo, rastreo y rescate, como perro policía y en la detección de incendios provocados. Es el pastor belga más popular, y pese a su aspecto robusto tiene una gran agilidad.

El Pastor Belga Groenendael es cariñoso y se siente muy apegado a sus dueños. Es fiel e inteligente. Le gusta mucho jugar al aire libre y es un perfecto compañero para los niños. El Groenenda el es extravertido y amable con la gente pero puede mostrarse un poco reservado y tímido. A la vez también es serio y vigilante, con unos instintos protectores y territoriales muy desaroyado.


Origen

A finales del siglo XIX  en Bélgica y Alemania existían numerosos perros de pastor locales que compartían bastantes características comunes. Para conseguir que hubiera un control se identificaron cuatro variedades de perros de Pastor Belga (Groenendael, Laekenois, Malinois y Tervueren). Se piensa que el Groenendael proviene de perros de rebaño de la Europa central o que desciende de cruces entre razas de perros pastor locales y Deerhounds, unos potentes lebreles británicos.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: el macho de 60 a 66 cm y la hembra de 56 a 60 cm
  • Peso: unos 30 kg
  • Capa: negra
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: leal, amable e inteligente
  • Relación con los niños: buena

El Pastor Belga Groenendael es un perro cuadrado, potente y bien proporcionado. Sus extremidades son rectas, fuertes y de buena osamenta. Tiene las orejas triangulares y erguidas y una cola de longitud mediana. Con un pelo negro, largo y abundante, de textura medio áspera. El subpelo es muy denso y lanoso y varía según el clima.


Cuidados

Si el Pastor Belga Groenendael le obligamos ha vivir encerrado en una casa es imprescindible que haga ejercicio diario, que gaste sus energías corriendo por el campo o jardín. De lo contrario lo mas probable es  que el perro se vuelva bastante nervioso.
El Groenendael precisa sentirse querido y útil, no se le puede dejar en un rincón como un mueble sin hacer nada. Se ha de intentar integrarlo en la vida familiar desde que es un cachorro, si no puede que desate ese nerviosismo por el que se le conoce.

El Pastor Belga Groenendael es un perro bastante fuerte y sano pero puede padecer displasia de cadera y en algunos casos raros, también epilepsia.