Comportamiento

El Pastor Australiano, aunque también se le conoce como Aussie o Australian Shepherd, es un perro capaz de desarrollar perfectamente un montón de labores. Es capaz de realizar perfectamente el trabajo de pastor como las labores de perro guía para ciegos y sordos, buscando drogas o como perro de búsqueda y rescate.

El Aussie es valiente, fiel, cariñoso, vivo, estable, ágil y vigilante. Es un perro que le encanta trabajar, inteligente y no resulta difícil de adiestrar. Le gusta jugar con los niños, con los que se muestra protector, y suele ser desconfiado con los extraños. No le gustara pasar muchas horas solo y estar encerrado dentro de casa.


Origen

Su nombre nada tiene que ver con sus orígenes, el Pastor Australiano no es un perro nacido y desarrollado en Australia, lo mas probable y teniendo en cuenta la opinión de los expertos es que proceda del del País Vasco. En 1800, algunos pastores vascos emigraron a Estados Unidos y a Australia y se llevaron con sigo sus perros. Unos cuantos años mas tarde, estos perros afincados en Australia, también se les llevo a Estados Unidos y de esta forma, los norteamericanos terminaron de desarrollar la raza y la dieron a conocer con el nombre de Pastor Australiano.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 51 a 58 cm en los machos y de 46 a 53 en las hembras
  • Peso: de 25 a 29 kg en los machos y de 18 a 25 kg en las hembras
  • Capa: azul mirlo, negra, mirlo roja o roja
  • Aptitudes: perro pastor y perro de compañía

El Australian Shepherd es fuerte, de pecho ancho y de cuerpo más largo que alto. Tiene una cabeza ancha y larga, un stop bien definido y con unos ojos almendrados que pueden ser de color marrón, azul, ámbar o cualquier combinación de estos colores. Las orejas son triangulares y de inserción alta y la cola es recta y corta. El pelo es de longitud media y puede ser recto o un poco ondulado. Es corto y suave en la cabeza, las orejas y la parte delantera de las patas y más largo en el resto del cuerpo, sobre todo en la parte trasera de las patas y el pecho. Los colores incluyen el azul mirlo, el negro, el mirlo rojo y el rojo.


Cuidados

El Pastor Australiano es un perro que tiene una energía casi inagotable, con una capacidad de correr 60 km al día. Por este motivo no es recomendable tenerlo encerrado dentro de casa, lo preferible es que pueda disfrutar de un jardín lo más amplio posible. Aun teniendo un jardín no es suficiente, los dueños deben asegurarse de que haga mucho ejercicio, paseos diarios en los que se canse de correr y actividades de todo tipo para que no se aburra.
Si no nos aseguramos de proporcionarle el suficiente ejercicio físico y mental puede volverse un perro nervioso y destructivo.

El Aussie es una raza fuerte, se adaptan perfectamente a diferentes climas y resistente a enfermedades. Aun así, el perro puede padecer displasia de cadera o atrofia progresiva de retina. Ciertos ejemplares también pueden sufrir sordera, ceguera o cálculos de riñón.