Comportamiento

El nombre de este Retriever de Nueva Escocia. Este nombre se le dieron debido a la utilización que se le ha dado en la caza del pato. Tolling es una palabra inglesa que traducida seria atraer o señuelo, trabajo que el Nova Scotia Duck desaroya a la perfección.

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever es inteligente, dulce, obediente, juguetón,  trabajador  y muy observador. Le gusta disfrutar de la familia, se lleva de estupendamente con niños ya mayores y con otros perros y animales. Acostumbra a desconfiar de los desconocido, pero una vez se da cuenta que son conocidos de su dueño, se muestra muy amigable. Le encanta nadar y jugar a que le tiren la pelota.


Origen

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever procede originariamente de la provincia de Nueva Escocia, situada en la costa este de Canadá. Se piensa que la raza naciera en el siglo XIX del cruce de varios perros como el Chesapeake Bay Retriever, el Golden Retriever, el Setter Irlandés y algunos Cocker Spaniel. En la caza, la función del Tolling es un tanto expecial: mediante juegos y saltos a lo largo de la costa, el perro empieza a mostrar curiosidad hacia los patos, capta su atención y nada mar a dentro. Cuando las aves se han muestra completamente a tiro, el cazador dispara y el perro las cobra.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: entre 48 y 51 cm en los machos y entre 45 y 48 cm en las hembras
  • Peso: de 20 a 23 kg en los machos y de 17 a 20 kg en las hembras
  • Capa: todas las tonalidades del rojo a naranja
  • Aptitudes: cobro de aves y perro de compañía

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever es un perro fuerte, compacto, de pecho profundo y de extremidades musculosas. La cabeza es ancha y las orejas triangulares, con un tamaño mediano y de implantación alta. Su cola, provista de flecos, es gruesa en la base y le llega a la punta del corvejón. Tiene una doble capa de pelo impermeable: la exterior es suave, de longitud mediana y ligeramente ondulada, y la interior es más suave y densa. Puede ser de cualquier tonalidad de color que van desde el rojo y el naranja.


Cuidados

El Tolling Retriever es un perro con bastante energia, precisa tener espacio y realizar una gran cantidad de ejercicio físico diario. 
Es fácil de enseñar siempre y cuando el dueño sea firme y le deje bien claro desde un principio quién es el jefe de la manada. Para que el perro no se aburra, las sesiones de formación deben ser cortas y ligeras, divertidas y desafiantes.
Hay que cepillarlo y peinarlo con frecuencia.

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever es un perro con buena salud y resistente aunque como muchos otros, puede padecer displasia de cadera, atrofia progresiva de retina o la enfermedad de Addison.