Comportamiento

El Mastín del Pirineo resulta ser la única raza autóctona aragonesa.

El Mastín del Pirineo es un mascota fiel, manso, noble e inteligente, con una expresión despierta. Con las personas de su entorno se suele mostrar cariñoso y protector pero no faldero. Con los desconocidos puede parecer indiferente pero no despistado ni excesivamente agresivo, no dudará en defender con fiereza si se ve atacado.


Origen

El Mastín de los pirrineos proviene de los perros llevados a España por los navegantes comerciantes del Mediterráneo. Durante siglos, este perro ha sido usado para proteger los rebaños que recorrían el Pirineo Aragonés y Navarro. Su gran corpulencia ayudaba a disuadir predadores como el lobo o el oso. Hoy en día, esta raza realiza a la perfección el papel de perro guardián.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: mínimo 77 cm para los machos y 72 cm para las hembras. Se recomiendan alzadas superiores a 81 cm para los machos y 75 cm para las hembras
  • Capa: de color blanco puro con máscara y manchas del mismo color
  • Aptitudes: custodia de rebaños y propiedades

El Mastín de los Pirineos es un perro de gran altura, musculoso y robusto. Increiblemente su enorme tamaño no es torpe y anda con agilidad. Tiene las orejas puntiagudas que le cuelgan a los lados y unas patas fuertes y gruesas. Su pelaje es tupido, grueso y discretamente largo. La capa es blanca, tiene una máscara bien marcada y las orejas siempre manchadas. Por el cuerpo tiene repartidas manchas del mismo color que la máscara. Los colores más comunes son el blanco con mancha negra o blanco con mancha beige.


Cuidados

Es aconsejable cepillar al Mastín con frecuencia y controlar su peso, ya que si el perro hace poco ejercicio y se lo alimenta mucho para aumentar aun mas pesado y la estructura ósea se puede resentir. Es imprescindible no descuidar la educación del cachorro y mostrarse firme desde un primero momento. El Mastín no obedece de inmediato las órdenes y es necesario paciencia y constancia.

Como en otros perros de tamaño grande o moloso, el Mastín de los Pirineos puede sufrir la temida torsión de estómago. Los factores que la propician son las comidas abundantes y en una sola vez, comer demasiado rápido, comer antes y después de hacer ejercicio o beber mucha a gua.