Comportamiento

En el Der Schwabenspiegel (1275), una serie de leyes civiles redactadas por un monje franciscano y utilizada en la Edad Media en el sur de Alemania, curiosamente no solo se abla de cuestiones de propiedades y de feudos, si no también se contemplaba que quien atentase contra la vida de un Hovawart sería condenado a pagar una multa bastante elevada.

El Hovawart tiene instinto protector, decidido, agradable, tranquilo. Suele escoger a un miembro de la familia al que obedecerá por encima de todo y en el que centrara sus cariños y atenciones, aunque es atento con el resto de la familia. Es paciente, cariñoso y dulce con los niños, con los que no se cansa de jugar. Le encantara pegarse un buen baño, es un excelente nadador.


Origen

El Hovawart es un perro alemán que desde hace tiempo se lo conocía como hofwart, que significaba guardián del corral. Despues de la época medieval, su popularidad empezó a decaer, sobre todo por el éxito de otras razas como el Pastor Alemán. Una vez terminadas las dos guerras mundiales, este perro casi desapareció y fue gracias a apasionados de la raza como K. F. König o Otto Schramm que logró salir adelante.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 63 a 70 cm en los machos y de 58 a 65 cm en las hembras
  • Peso: unos 40 kg en el macho
  • Capa: rubia; negra; manto negro con manchas rubias
  • Aptitudes: perro de guarda, perro de defensa y de compañía

El Hovawart de aspecto robusto, de pecho ancho y profundo y de espalda firme. Tiene una cabeza ancha y redondeada y unas orejas caídas y triangulares. Sus patas son fuertes y musculadas y la cola larga y bien peluda. El pelo es largo, un poco ondulado y puede ser de color rubio, negro o negro con manchas rubias.


Cuidados

El Hovawart no es el mejor perro para tenerlo encerrado mucho tiempo en un piso, es muy activo y es aconsejable que pueda vivir en una casa con jardín. Para que el perro se desarrolle sano tanto física como la estabilidad emocional, es imperativo que el dueño lo saque a caminar y correr.
Para mantener su pelo cuidado basta con cepillarle a menudo, centrándonos especialmente en los lugares donde podrían hacerse enredos.

El Hovawart es una raza bastante sana, sin embargo, algunos ejemplares pueden padecer problemas de tiroides o displasia de cadera.