Comportamiento

 El Galgo Afgano, uno de los perros que en los concursos de belleza precisan más horas de peluquería, pero este perro con aspecto refinado fue un excelente perro de caza que perseguía tanto liebres como gacelas. Actualmente, ha dejado atrás su pasado cazador y emplea todo su tiempo al mundo de la moda y la compañía.

El Galgo Afgano es tranquilo, silencioso y reservado aunque también alegre, un poco payaso y afectuoso. Es intuitivo, inteligente, tiene bastante memoria y un gran sentido de la iniciativa. Le gusta correr al aire libre.


Origen

Los orígenes del Galgo Afgano no están nada claro pero lo cierto es que comenzaran las exportaciones de perros a Gran Bretaña hacia finales del siglo XIX, en 1907 apareció el que hoy es reconocido como el primer Lebrel Afgano. A principio de los años 20 había dos variedades de Afganos, unos originarios de las regiones más montañosas de Afganistán y otros procedentes de los llanos o zonas desérticas fronterizas entre Afganistán y la India, diferencias que causó fricciones entre los aficionados a la raza. Bajo la evidencia de que ambos perros eran originarios de Afganistán, lo importante es que se dieron cuenta que los dos tipos de perros se fueron mezclando poco a poco hasta que en 1933 se fijó un estándar.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 68 a 73 cm
  • Peso: unos 27 kg
  • Capa: leonada en todos los tonos, hasta los marfileños; con o sin máscara negra, manto; azul; negra
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: digno, independiente, tranquilo y distante con los extraños
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: bastante buena

El Lebrel Afgano es un perro alto y estilizado que se distingue de los demás perros por su manto de pelo largo, sedoso y fino que le cubre todo el cuerpo. Tiene las orejas pegadas a una cabeza larga y fina. La cola no tiene muchos pelos y termina en forma de anillo. El Galgo Afgano puede ser de cualquier color.


CUIDADOS

Las exigencias del pelo del Lebrel Afgano es constante, necesita cuatro sesiones de cepillado a la semana y un baño mensual.
El Afgano se acostumbra bien a vivir en el interior del hogar pero tenemos que sacarlo al día y los paseos an de ser como mínimo de una hora. También es un perro que requiere mucho tiempo de vida social, sino se puede volver reservado e introvertido.

El Galgo Afgano puede verse afectado por una malformación de la articulación del codo o por la displasia de cadera. Es muy delicado a los preparados químicos (como polvos antipulgas), a la anestesia, a los tranquilizantes y a la cortisona.