¿Qué es el hipotiroidismo en perros?

Es una anomalía de la glándula tiroides que produce que dicha glándula produzca menos hormonas tiroideas de las necesarias. La glándula del tiroides gracias a la secreción de estas hormonas, controla el metabolismo de nuestro perro, además de otras muchas funciones secundarias pero igualmente importantes.

Es la principal glándula del sistema endocrino, por lo que su correcta funcionalidad es obligatoria.

¿Qué causas producen hipotiroidismo en nuestro perro?

Son varios los motivos que pueden producir que la glándula tiroides no funcione bien, pero entre los más destacados cabe resaltar la presencia de un tumor. El tumor no ha de ser maligno necesariamente, muchas veces (la mayoría) se trata de un simple quiste sebáceo, el cual puede extirparse con una intervención quirúrgica dejando que la glándula funcione correctamente tras la operación

en algunas ocasiones es también necesario extirpar parte de la glándula o la glándula completa debido a que el tumor haya invadido la glándula y sea imposible eliminarlo sin extirpar. Pero gracias a la medicina moderna nuestro perro podrá vivir tranquilamente sin tiroides en caso de que fuera necesario extirparlo.

Otro de los motivos puede ser una alimentación baja en yodo, la cual puede producir anomalías en el funcionamiento de esta glándula endocrina.

También el sistema inmune de nuestro propio perro, con o sin la ayuda de una enfermedad, puede atacar a la glándula tiroides, haciéndola que trabaje en exceso y en consecuencia… agotándola. Lo que produciría que nuestro perro padeciera de hipotiroidismo.

 

¿Cuáles son los síntomas del Hipotiroidismo en perros?

Afortunadamente los síntomas que muestra la mala funcionalidad de la glándula tiroides son muy visibles y reconocibles. Tanto que incluso nosotros mismos podremos evaluar a nuestro perro y en caso de sospechar que padezca hipotiroidismo…acudir a nuestro veterinario de confianza y comentárselo.

Los síntomas que describimos a continuación son los más comunes, aunque no tienen por qué coincidir todos (algunos perros solo presentan parte de estos síntomas):

  • Aumento de peso:  Engorda constantemente aunque no se ha aumentado su dosis de comida. Es uno de los principales síntomas de esta enfermedad, el aumento de peso injustificado aun incluso cuando no tiene hambre.
  • Bajón físico:  Puede presentar apatía, depresión, pocas ganas de moverse, jugar o pasear. También es posible que muestre un mal equilibrio en ocasiones aunque no es un síntoma muy común.
  • Problemas de pelo y piel: Esta enfermedad puede causar grandes problemas en la piel de nuestro perro, alopecia (caída del pelo constante), pústulas en la piel, piel seca o grasienta en exceso, en ocasiones zonas irritadas, pelo áspero y poco brillante, etc…
  • Problemas variados: Otros problemas comunes en perros que sufren hipotiroidismo pueden ser anemia, infertilidad, lentitud en el ritmo cardiaco, defensas bajas que producen que a menudo sufra infecciones comunes en oídos u ojos, poca tolerancia a los climas fríos o un nivel de colesterol elevado.

¿Cómo se trata el Hipotiroidismo en un perro?

Dependiendo de la causa es posible que tu perro necesite ser intervenido quirúrgicamente, aunque por lo general no es necesario. Una vez detectado el problema y corroborado mediante los correspondientes análisis veterinarios, bastará con una sencilla pastilla que deberá tomar durante el resto de su vida.

Esta pastilla sintetiza las hormonas que produce la glándula del tiroides provocando que los niveles sean los adecuados (en función de la dosis). Con esto nuestro perro podrá disfrutar de una vida completamente normal.

¿Qué es el Hipertiroidismo en perros?

Es un desorden producido por la glándula tiroides, solo que en vez de producir pocas hormas como en el caso del hipotiroidismo…. actúa de forma totalmente contraria, produciendo un exceso de hormonas que crean serios problemas en el sistema endocrino de nuestro perro.

Esto puede ser debido a una malformación de la glándula, a un tumor junto a ella o incluso a un problema de cáncer de toroide. Solo un veterinario puede determinar que tipo de hipertiroidismo padece el perro, mediante pruebas clínicas.

¿Cuáles son los efectos del Hipertiroidismo en perros?

Los principales efectos producidos por un problema de hipertiroidismo son claramente identificables (si tu perro los padece, no dudes en acudir a tu veterinario cuanto antes):

  • Perdida de peso injustificada: Aunque tu perro tenga un apetito voraz y coma más que ningún otro perro… nunca ganará peso. Si siempre está delgado a pesar de comer muchísimo, es probable que sufra de esta enfermedad.
  • Aumento de micción:  Si tu perro tiene más sed de lo normal y hace más pis de lo normal, es probable que se trate de otro de los síntomas de esta poco habitual enfermedad.
  • Problemas de piel y pelo:  Normalmente se producen heridas en la piel, zonas enrojecidas, perdida de pelo temporal o constante, pelo áspero y sin brillo, etc…
  • Ansiedad y nerviosismo: Si tu perro está constantemente ansioso, o nervioso y se altera con cualquier ruido o movimiento… es posible que se trate de otro de los síntomas del hipertiroidismo en perros.
  • Intolerancia al calor: El calor afecta de manera muy negativa a los perros afectados por este problema, tanto que los deja completamente fatigados y sin ganas de moverse.
  • Temblores, arritmias del corazón, otros…: A menudo el hipertiroidismo produce en nuestro perro temblores injustificados, un ritmo algo descompasado del corazón, hiperactividad, vómitos y diarreas e incluso en casos más graves parálisis parcial del sistema nervioso.

¿Cómo se trata el hipertiroidismo en perros?

Dependiendo del grado de gravedad de cada caso, puede extirparse el tiroides por completo, tratarse mediante isótopos radioactivos (radioterapia – quimioterapia), tratarse mediante una medicación represora o simplemente mediante una medicación especifica si la enfermedad no está muy avanzada.

En cualquiera de los casos, ha de ser un veterinario especializado quien realice las pruebas (que son algo complejas, todo hay que decirlo) y determinar que es lo que mejor funcionaria con nuestro perro si padece este trastorno.