¿Cuál es el origen de una infección de conjuntivitis en un perro?

Existen diverso motivos por los que un perro puede llegar a contraer conjuntivitis y evidentemente cada uno de ellos precisa de un tratamiento específico. Si nuestro perro padece de conjuntivitis y un amigo nos ofrece la medicación que aplico a su perro… nunca debemos aceptarla, ya que puede ser el tratamiento adecuado para el nuestro perro

La conjuntivitis Bacterina

Se contrae a través de diversas bacterias que conlleva una infección y irritación en el ojo de nuestro perro. Se caracteriza por provocar un lagrimeo constante que en ocasiones puede ser verdoso o amarillento.

La conjuntivitis vírica

Se contagia  a través de otro animal infectado y por regla general suele ser la más común. Se caracteriza por lagrimeo y formación de costras o legañas de color amarillento a lo largo del ojo del perro.

La conjuntivitis alérgica

Se adquiere mediante la presencia de patógenos alérgenos en el perro, bien podía ser el exceso de polen en primavera, el exceso de contaminación, entrar en contacto con productos químicos etc… muestra el mismo lagrimeo que en los casos anteriores pero en este caso produciendo legañas acuosas y un fuerte picor. Es imperativo localizar el origen de la alergia si pretendemos que esta remita, de lo contrario nuestro veterinario almno tener claro el origen nos recetará un colirio con corticoides o en su defecto mediante administración oral.

La conjuntivitis provocada por un cuerpo extraño o úlceras oculares

Se producen cuando un objeto penetra en el ojo de nuestro perro provocando una infección o bien cuando el roce de otros objetos (cómo por ejemplo la hierba o las ramas) producen ulceras en la cornea de nuestro perro. Para diagnosticar este tipo de conjuntivitis es necesario realizar una prueba con colirio de color en el ojo, buscando después ulceras  o objetos.

Principales síntomas de la conjuntivitis en los perros

Debido a que hay que realizar las correspondientes pruebas para comprender el origen de la conjuntivitis y así poner el tratamiento más adecuado, es imperativo acudir inmediatamente a un veterinario. Si observamos alguno de estos síntomas es posible que nuestro perrito tenga conjuntivitis.

  • Inflamación del parpado y/u ojo.
  • Lagrimeo contante, ojo de aspecto lloroso
  • Supuración de color amarillo o verdoso, legañas, costras alrededor del ojo
  • Irritación ocular, enrojecimiento del ojo
  • Picazón, nuestro perro se rasca constantemente

Puede darse la casualidad de que muestre uno de estos síntomas o varios, dependiendo de lo avanzada que esté la infección de conjuntivitis en nuestro perro. Algunos perros muestran pequeños síntomas los primeros días, que van evolucionando progresivamente y otros muestran síntomas claros desde el primer día.

Este tipo de enfermedad debe ser tratada inmediatamente o irá empeorando de forma constante, hasta llegar al punto de inflamar tanto los parpados del perro que le impida ver. También puede darse el caso de propagar la infección y ser letal.

Tratamiento para curar la conjuntivitis en un perro

Es prácticamente imposible determinar el tratamiento sin saber el origen, por eso debe ser siempre un veterinario quien determine cuál es el motivo por que nuestro perro tiene conjuntivitis. Por regla general suele bastar con un colirio ocular aplicado una o dos veces al día.

Tengamos en cuenta que la composición de ese colirio varia en función de si nuestro perro necesita anti-inflamatorios, calmantes o antibióticos. Con esto quiero decir que sólo el veterinario puede recetarnos el colirio adecuado para nuestro perro o la pomada ocular.

Con la ayuda de una gasa esterilizada y suero fisiológico estéril de uso ocular, limpiaremos varias veces al día las costras o legañas que  se vayan produciendo en nuestro perro.

Si padece de irritación y picores que hagan que el perro intente rascase los ojos, debemos ponerle una campana / collar isabelino para evitar que dañe. Podría provocar ulceras y heridas  en sus ojos debido al picor y las ganas de rascarse.

Si se trata de una conjuntivitis alérgica es muy probable que nuestro veterinario también nos recete corticoides, en su medida correcta y una buena alimentación.

Una vez comenzamos con el tratamiento adecuado, nuestro perro debería mejorar en unos pocos días. A partir del segundo día los cambios son muy notables, mostrando una apreciable mejoría, eso si debemos terminar el tratamiento para que no vuelva a aparecer.

Remedios caseros y naturales para la conjuntivitis en perros

Cómo se ha explicado dado que el origen de la conjuntivitis puede ser múltiple, no existen remedios caseros que puedan curar esta enfermedad. Podemos encontrar en la web información indicando que utilizando esta hierba y este otro remedio la conjuntivitis se cura…. sencillamente miente.

No es aconsejable jugar con la salud de los ojos de nuestro perro, podríamos incluso dejarlo ciego así que intentar escatimar dinero no merece la pena. La conjuntivitis se cura con facilidad con un tratamiento adecuado.

Que no exista un tratamiento casero milagroso que cure la conjuntivitis, no quiere decir que no podamos hacer algo para ayudar a nuestro perro a que mejoren más rápidamente sus ojos, sin olvidar o omitir la medicación que nos ha recetado el veterinario.

Se trata evidentemente  de limpiar los ojos de nuestro perro con la ayuda de una gasa estéril mojada en una infusión de manzanilla. Tengamos en cuenta que debe estar fría para no dañar a nuestro perro, para no quemarle. Esta infusión ayudará a que los síntomas remitan más rápido, aunque no sirve de absolutamente nada si no usamos el colirio que nuestro veterinario nos haya recetado.