El perro fue con toda seguridad de los primeros animales en ser domesticado. Y nos han acompañado al ser humano durante mas de 10.000 años. Algunos científicos coinciden en que todos los perros, tanto domésticos como salvajes, tienen un antepasado común, el pequeño lobo del sudeste asiático.

Con el paso del tiempo los hombres han cruzado cientos de razas de perros domésticos, esto dependía de las necesidades de cada zona, algunas de las cuales jamás podrían sobrevivir en libertad. Pese a la gran diversidad de razas, formas y tamaños, todos los perros domésticos, ya sean terranovas o caniches, son miembros de la misma especie: Canis familiaris. y están emparentados con los lobos, los zorros y los chacales.

Todos los perros domésticos muestran muchos patrones de conducta con sus parientes salvajes. Tanto unos como otros son territoriales y defienden sus territorios, marcaran sus zonas orinando en árboles, piedras, vallas y otros lugares apropiados. Estas señales comunican a otros perros de que ese territorio está ocupado por otro animal.

 

Algunos perros entierran huesos o sus juguetes favoritos con la intención de guardarlos para el futuro, este reflejo lo comparten con sus parientes salvajes a veces entierran sus presas muertas para asegurarse un banquete más adelante.

Los perros logran comunicarse entre sí de distintas maneras. Una de ellas es dejar rastros de olor, otra son los gestos físicos. La postura corporal, el modo de moverse y la expresión de la cara a menudo expresan mensajes directos. Incluso la comunicación entre perro y humano es posible, un ejemplo es el hecho de que el perro raspe con las patas el bebedero con lo que nos comunica la necesidad de agua, el perro enseguida se da cuenta de que cuando raspa acudimos y echamos agua de la misma forma cuando el perro nos ve vestirnos sabe que es posible que lo saquemos a pasear pero si nos ve coger su correa se vuelve loco, Muchas de estas señales son reconocibles incluso para los humanos, sabemos que un perro está contento cuando mueve la cola alegremente o que está enfadado o se siente amenazado cuando enseña los dientes. Vocalmente, los perros se comunican mediante una cacofonía de sonidos que incluye ladridos, gruñidos y aullidos.

Pero los perros domésticos no sólo sirven de compañía, muchos también se ganan el sustento trabajando duro. Sin olvidar la estabilidad emocional que proporciona los animales de compañía, cuando llego a mi casa el primero en recibirme moviendo la colita es el perro, siempre se alegran de vernos. Los perros cuidan rebaños, ayudan a los cazadores, guardan viviendas y realizan tareas policiales y de rescate. Algunos de ellos, están especialmente entrenados y sirven de guía a los invidente, no es de estrañar que se le considere como el mejor amigo del hombre.