Comportamiento

El Carlino o Pug, también se le conoce por Doguillo o Mops, es una de las razas caninas más antiguas y apreciadas. El término Carlino basicamente proviene por un famoso actor italiano del siglo XVIII, Carlo Bertinazzi (Carlín), seguramente porque al interpretar al personaje Arlequín con un antifaz negro, recordaba a la máscara del Carlino. En cambio, el origen del término Pug es más dudoso, entre las teorías más aceptadas, es que proviene del vocablo pugnus (en latín puño) ya que el morro del animal recordaba al puño humano. Otra teoría es la que se basa en que Pug era la forma coloquial que se utilizaba en la Inglaterra del siglo VXIII para referirse a los propios perros.

El Pug es ante todo un perro bonachón y cariñoso, particularmente con los niños. Tiene un comportamiento equilibrado, es muy valiente, su pequeño tamaño no le impidiera enfrentarse o defenderse de perros más grandes. Disfrutará haciendo ejercicio al exterior aunque lo que más le gusta es la cálida temperatura de entornos interiores.


Origen

El Carlino viene de China. Se sabe con certeza que en  el siglo II A.C. existían documentos que se referían al Carlino como miembro de la realeza, con un espacio propio en Palacio y con sus propios criados que lo atendían. Bastante después, en el siglo V, también se ha encontró documentación que relacionaban al Pug con los antiguos emperadores. 
En cuanto a la raza, posiblemente descienda de los cruces entre Pekineses y pequeños Mastines.    
También es  muy probable que el Pug llegase a Europa de la mano de la Compañía Holandesa de las Indias en el siglo XVI aunque lo cierto es que desde entonces, no dejo de ganar seguidores. La raza fue registrada por el Kennel Club inglés en 1883.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: unos 35 cm
  • Peso: unos 8 kg
  • Capa: beige (plateada o albaricoque) o negra, máscara y orejas negras, a veces con una raya negra a lo largo del dorso, desde la occipucio a la cola (saddle mark)
  • Promedio de vida: de diez a doce años
  • Carácter: tranquilo, sociable, sensible, muy a pegado a sus dueños, vivo y muy juguetón

El Carlino es un perro pequeño y fuerte. De apariencia cuadrada y musculosa. La cabeza es grande, redonda y arrugada. Las extremidades fuertes. La cola, enroscada, en las exhibiciones es muy demandado el doble tirabuzón. Con referencia al pelaje se admite, leonado, en tono plateado que resulta muy escaso o albaricoque, y negro. Los colores deben ser muy definidos, así como las zonas negras; la señal (línea desde la parte posterior de la cabeza hasta la cola), la máscara, las orejas, los lunares en los pómulos y el diamante de la frente.


Cuidados

El Pug no requiere un cuidado riguroso. Por lo general, son perros tragones, habrá que vigilar su alimentación para evitar el exceso de peso. Con respecto al aseo, debido a las arrugas de su cabeza, será conveniente conservar la zona muy limpia para evitar la acumulación de suciedad en los pliegues.

El Carlino suele gozar de buena salud. Hay que tener en cuenta que no tolera los excesos de calor. Como tiene un hocico chato, puede presentar problemas respiratorios así como algún problema ocular, ya que sus ojos saltones están especialmente expuestos a rasguños o pequeñas heridas.