Comportamiento

Cane Corso se le utilizo durante mucho tiempo para guardar corrales.

El Corso Italiano es valiente, intrépido, tenaz, orgulloso y equilibrado. Con los dueños y los niños de la casa se mostrara protector, dócil, afectuoso y fiel. Está vigilante ante cualquier situación extraña, siendo bastante desconfiado con los desconocidos. Es muy inteligente y seguro de sí mismo. Si el entrenamiento desde pequeño es el adecuado, aprenderá con facilidad.


Origen

El Cane Corso es el desciende directo del Canis Pugnax, un perro moloso existente en la Antigua Roma. Fuertes, resistentes y disuasorios, estos perros se utilizaron en las guerras y como animales de pelea. Los primeros registros de la raza datan del siglo XVI, época en la que los italianos emplearon al Corso para cazar jabalíes y para guardar granjas y corrales.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: entre 64 y 68 cm en los machos y entre 60 y 64 cm en las hembras
  • Peso: entre 45 y 50 kg en los machos y entre 40 y 45 kg en las hembras
  • Capa: negra, gris plomo, gris pizarra, leonada clara, leonada oscura, atigrada o roja cervato
  • Aptitudes: perro de guarda y de defensa

El Cane Corso es un perro robusto, musculoso, fuerte y con unas extremidades potentes. Tiene una cabeza plana, ancha y cuadrada con un stop muy marcado. Las orejas son triangulares, anchas en la base y colgantes. En los países en los que está permitido, se acostumbran a recortar en forma de triángulo equilátero. La cola, de implantación alta, se amputa a la cuarta vértebra. Tiene un pelo corto y muy apretado que puede ser de color negro, gris, leonado, rojo cervato o atigrado.


Cuidados

El Corso Italiano es un perro con mucha energía que necesita tener espacio para campar a sus anchas, lo ideal es que pueda disfrutar de un jardín. no obstante, es recomendable que el dueño lo saque a diario a dar largos paseos para que se mantenga sano, ya sea física como mentalmente. 
Para que el Corso sea un buen compañero, hace falta que desde el principio el dueño debe mostrarse firme y autoritario frente al carácter un poco dominante del animal. Debe enseñarle desde cachorro a diferenciar lo qué está bien y lo qué está mal.

Debido a su tamaño, el Cane Corso puede verse afectado por la temida displasia de cadera o por la displasia de codo. También puede tener problemas de entropión, ectropión e hiperplasia vaginal en las hembras.