Comportamiento

Hoy en dia el Bull Terrier es un animal de lo más familiar que se distingue por ser un divertido compañero de juegos para los más pequeños, aunque no siempre fue así. Este perro de cabeza en forma de huevo fue, en un pasado no tan lejano, fue utilizado en África como perro policía y como perro de caza mayor por ser resistente a los climas tropicales.

El Bull Terrier resulta ser disciplinado aunque a veces puede ser testarudo y un poco desobediente. Es silencioso, dulce y agradable. Tiene un fuerte instinto territorial y desarrolla perfectamente el papel de perro guardián. Se le considera un perro equilibrado y amante de los niños.


Origen

Ya desde la Edad Media los ancestros del Bull Terrier eran utilizados en peleas de perros contra toros. Por desgracia en el siglo XIX se puso de moda que los perros lucharan entre sí y contra todo tipo de animales salvajes o domésticos (tejones, osos, asnos, caballos, monos e incluso leones). Los perros que se usaban en estas peleas descendían de cruces entre Bulldogs y diferentes Terriers. En 1835 se prohibieron los combates a pesar de que seguírian en la clandestinidad. Por esos años ya se empezaba a diferenciar lo que en 1860 se conocería como Bull Terrier.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: sin límite de tamaño, unos 56 cm
  • Peso: sin límite de peso, unos 28 kg
  • Capa: blanca, manchada o tricolor
  • Promedio de vida: de diez a doce años
  • Carácter: obstinado, juguetón, franco y afectuoso
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: regulares

 

  • Aptitudes: perro de compañía y de guardia

El Bull Terrier es un perro fuerte, musculoso y bien proporcionado. Se caracteriza por tener una cabeza larga y fina, de forma ovalada. Tiene las orejas pequeñas, delgadas y erguidas. La cola es corta y la llevara horizontal. Su pelo es corto, liso, plano, áspero y brillante y puede ser de color blanco, se admite manchado o atigrado (negro, rojo, leonado o tricolor).


Cuidados

Es imprescindible educarlo desde cachorro y ser firme ante cualquier signo de agresividad para conseguir un buen comportamiento futuro.
El Bull Terrier no demanda un ejercicio excesivo pero sacarlo a caminar a diario ayuda a mantenerlo contento.

El Bull Terrier goza de buena salud, la sordera es el problema que más afecta a la raza, sobre todo en los ejemplares blancos. Este perro también se puede ver afectado por hernias, una anomalía en la cola, acné o acrodermatitis.