Comportamiento

Al Boyero de Australia se le conoce principalmente por su peculiar manera de guiar a las ovejas, para conseguir nominarlas les mordisquea los talones procurando no hacerles daño (costumbre que puede aplicar a las personas) A pesar de ser un excelente pastor, también destaca en actividades como la obediencia y el agility.

Al Boyero de Australia le gusta el aire libre. Es equilibrado, silencioso, inteligente, valiente, leal y protector. Le encanta trabajar, jugar y descansar al lado de sus dueños, por los que siente un gran apego. Es bastante desconfiado con los extraños. Es un perro de temperamento fuerte, el propietario debe ser firme y decidido.


Origen

El Australian Cattle Dog es una raza relativamente nueva. En el siglo XIX, los granjeros australianos necesitaban tener unos perros capaces de aguantar calurosos y largos viajes para guiar el ganado hasta los mercados. A pesar de la controversia que se origina a la hora de determinar las razas que lo conformaron, se cree, segun los espertos, que el Boyero de Australia nació del cruce del Dingo (perro salvaje de los colonos australianos), el Collie, el Kelpie y el Dálmata.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 46 a 51 cm en los machos y de 43 a 48 cm en las hembras
  • Capa: azul moteado o rojo moteado
  • Aptitudes: guardián del ganado

El Boyero Australiano es compacto, con un dorso fuerte y de tronco largo. La cabeza es ancha y su cuello musculoso. Tiene unos ojos ovalados y unas orejas anchas, erguidas y puntiagudas. La cola es de inserción baja y de tamaño mediano. Tiene un pelo liso y duro y un subpelo corto y espeso. Suele ser de color moteado azul o rojo con manchas en la cabeza negras, fuego, rojas o azules.


Cuidados

El Boyero de Australia no se adapta demasiado bien a una vida casera. Necesita hacer mucho ejercicio cada día y si está encerrado mucho tiempo puede que ocasione destrozos en casa.

Es imprescindible, desde una temprana edad, educarlo con disciplina y mano firme.
Es recomendable cepillarle el subpelo espeso con regularidad para evitar problemas de piel como eccemas.

El Boyero Australiano es poco propenso a las enfermedades, ni siquiera al cáncer. Las principales preocupaciones de la raza pueden ser la atrofia progresiva de retina y la sordera.