Comportamiento

El Borzoi, con una apariencia de un perro de lo más tranquilo y holgazán, fue un gran cazador de lobos en su Rusia natal. En la actualidad dado que la caza del lobo no es posible ha reducido un poco el tamaño de su presa y se dedica básicamente a la caza de el zorro y la liebre, sus paisanos occidentales son utilizados como perros de compañía.

El Borzoi es sensible, seguro y reservado, aunque algunos ejemplares pueden ser bastante impulsivos y orgullosos. Es un perro cariñoso con sus dueños pero reservado con los extraños. Dentro de casa es tranquilo y educado pero al aire libre se muestra muy activo.


Origen

Los orígenes del Borzoi no son muy precisos pero se sabe que este perro, de aspecto aristocrático, ya se usaba en Russia desde la Edad Media. A finales del siglo XIX se introdujeron los primeros ejemplares en Europa occidental y la raza fue sufriendo pequeños cambios. Con los cambios sufridos es menos impresionante y posee menos mata de pelo.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 70 a 82 cm en el macho
  • Peso: de 35 a 45 kg
  • Capa: moderadamente larga, se admiten todos los colores indicados en el estándar
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: altivo y desconfiado
  • Relación con los niños: bastante buena
  • Relación con otros perros: difíciles en ocasiones, pero entendimiento correcto con los que viven con él

 

  • Aptitudes: en su origen perro de caza, ahora perro de compañía y de deporte

De aspecto aristocrático, el Borzoi es uno de los lebreles más altos. Sus extremidades son largas, rectas y musculosas. La cola es larga y peluda. Tiene una cabeza alargada y estrecha y unas orejas finas y hacia atrás. Su pelo es largo, sedoso y ondulado y puede portar todos los colores.


Cuidados

El Borzoi resulta ser un animal fácil de mantener debido a su carácter dulce y a los pocos cuidados que necesita. Cepillar su largo pelo a menudo es uno de ellos. También debería tener una cama blanda donde descansar, ya que puede es delicado y puede desarrollar callos o llagas con facilidad.
Es recomendable que tenga espacio para hacer ejercicio a diario.

El Borzoi se puede ver afectado por una enfermedad ósea metabólica y por la torsión de estómago.
Esta raza es sensible a los barbitúricos, tampoco le sienta bien los anestésicos y productos anti-pulgas.