Comportamiento

La palabra boerboel proviene del vocablo boer, que en neerlandés y afrikaans significa agricultor, esto lo podemos traducir boerboel como perro del agricultor o perro del granjero. Los granjeros africanos utilizaban estos perros para trabajar, pelear y sobre todo, para vigilancia de los terenos.

El Boerboel es inteligente, equilibrado, conocedor de su tamaño seguro de sí mismo, fiel, bastante obediente y afectuoso con sus dueños. Es un perro que resulta bueno con los niños, juguetón con los miembros de su familia y posee un alto instinto protector y guardián hacia los suyos. Suele mantenerse distante con los extraño y con los otros perros puede suele mostrar una actitud dominante.


Origen

El Boerboel es un perro originario de África. A partir de las colonizaciones europeas de 1652, los perros primitivos utilizados en las granjas africanas se empezaron a cruzar con los molosos traídos por los colonos (perros tipo Mastín, Bulldog, Dogo...), lo que dio como resultado, siglos más tarde, al Boerboel que hoy conocemos, una raza aún en el largo proceso de creación.
El Boerboel no forma parte de los grandes organismos como son la FCI o la AKC pero sí que está totalmente estandarizada en África por asociaciones como la Asociación Sud Africana de Criadores de Boerboel (SABT) y la Asociación de Élite de Boerboeles Sud Africanos (EBBASA), encargadas de vigilar y  controlar la cría y hacer cumplir el estándar.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: machos de 64 cm a 70 cm y hembras de 59 cm a 70 cm
  • Peso: machos entre 60 y 90 kg y hembras entre 50 y 70 kg
  • Capa: atrigrada, amarilla, roja oscura y marrón
  • Aptitudes: perro de guarda y de compañía

El Boerboel es un perro bastante corpulento, proporcionado, fuerte, potente y con una musculatura bien desarrollada. Su cuerpo es corto y ancho como un armario y su cabeza plana y también ancha. Las orejas son de tamaño mediano, las tiene bien separadas entre sí y le cuelgan en forma de “V”. Los colores de capa aceptados son el atrigrado, el amarillo, el rojo oscuro y el marrón. Puede tener una máscara negra, pero no siempre la porta.


Cuidados

Como tiene un gran parte a su tamaño, el Boerboel necesita mucho espacio en el que hacer ejercicio, jugar y correr. Con respecto a su educación, es recomendable que el propietario tenga experiencia con razas grandes, tengamos en cuenta que el Boerboel tiene un carácter fuerte y no es un perro “fácil”. Sin dejar de lado el respeto, ya desde cachorro  hay que dejar bien claro quién manda en casa.

El Boerboel es un perro grande por lo puede padecer problemas de cadera y de codos. Por otra parte también puede tener complicaciones en los ojos, como entropión y ectropión, y las hembras pueden sufrir de prolapso vaginal.