Comportamiento

Como todo sabueso, el Black and Tan Coonhound tiene un olfato magnifico, cualidades que los cazadores han utilizado sobre todo para la caza del mapache y la zarigüeya. El trabajo de Black and Tan básicamente consiste en perseguir a la presa hasta que la obliga a subir a un árbol y en ese momento se pone a aullar hasta que llegue el cazador.

El Black and Tan Coonhound es bastante valiente y astuto. Aunque le prefiere la gente este perro está hecho para la caza y no dudará en seguir rastros e intentar perseguir a las presas. Es perseverante y decidido.


Origen

El Black and Tan Coonhound es una de las razas más antiguas que existen en América. Se piensa que esta raza proviene de las jaurías de Fox Hounds cruzadas con Bloodhounds importadas de Inglaterra en el siglo XVII.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 58 a 68 cm
  • Peso: unos 38 kg
  • Capa: negra y fuego
  • Promedio de vida: de 12 a 15 años
  • Carácter: amistoso con los humanos y con sus congéneres
  • Relación con los niños: muy dulce, protector

 

  • Relación con otros perros: buena, pacífica
  • Aptitudes: excelente rastreador

El Black and Tan Coonhound es un perro grande, potente y ágil. Sus extremidades son bastante fuertes portador de una buena osamenta. Las orejas le cuelgan a los lados y la cola es larga llevada alta. Su pelo es corto, bastante denso y de color negro azabache con marcas fuego intenso encima de los ojos, a lados del hocico, en el pecho, en los miembros y en el lado interior de los muslos.


Cuidados

El cachorro del Black and Tan Coonhound necesitan mucho estímulo para conseguir ganar la confianza de su dueño. Se recomienda educar con mano firme. No es un perro para tenerlo mucho tiempo encerrado en casa, necesita mucho espacio donde crecer y hacer ejercicio.
Es un perro que babea bastante, un poco ruidoso y aullador.

Como la mayoría de perros de este tamaño, el Black and Tan Coonhound puede padecer problemas de displasia de caderay con frecuencia se puede ver afectado por el ectropión (párpados girados hacia fuera).
Debido a sus orejas largas y caídas hay que vigilar los oídos a menudo, ya que este tipo de orejas son propensas a las infecciones de oído.