Comportamiento

El Barbet es una gran bola peluda y lanosa a la que se le forma una barba de pelo en el mentón, motivo que le ha dado el nombre a la raza (barbet en inglés es barbudo y barbe en francés es barba). Tiene unas grandes dotes como nadador gracias a su abundante pelaje, el Barbet puede permanecer horas dentro del agua sin pasar frío. Con estas cualidades se le utilizo básicamente en la caza de aves acuáticas.

El Barbet es un perro audaz, vivaz y dócil. Le encanta nadar, chapotear y zambullirse en el agua. Es equilibrado y se siente muy apegado a sus dueños. No es miedoso ni agresivo, y como perro guardián sólo se limita a avisar.


Origen

Hay muchas hipótesis sobre el origen del Barbet. Algunas fuentes afirman que este perro proviene de Polonia y otras fuentes consideran que es originario del Norte de África y que se importó a Europa durante la Edad Media. Este perro se extendió rápidamente por todo el continente dejando tras de si un buen rastro de genes que con el paso del tiempo ayudaron a conformar razas como el caniche o como gran parte de perros pastores.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: 54 cm mínimo en los machos
  • Peso: de 20 a 30 kg
  • Capa: unicolor (negra, gris, marrón, leonada, arena, blanca) o más o menos mezclada
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: fácil, alegre y afectuoso
  • Relación con los niños: excelente
  • Relación con otros perros: buena

 

  • Aptitudes: caza en marjales, perro de compañía

El Barbet se distige por su grueso pelaje denso, lanoso, largo y ondulado que lo protege del frío y la humedad. Los pelos del cráneo le tapan los ojos redondos y marrones que tiene. Es un perro robusto, fornido y tanto alargado. Tiene las orejas implantadas bajas y son anchas, largas y planas. La cola la tiene un poquito levantada, sin estar horizontal, formando un ligero gancho en el extremo.


Cuidados

Al tener un denso y lanoso pelaje del Barbet es necesario desenredarle el pelo regularmente, si no lo hacemos es probable que se apelmace en placas.
Desde cachorro se le tiene que educar de manera firme o sino de adulto, puede que se vuelva un perro muy dominante.
Si el Barbet vive en la ciudad se tendrá que sacar a menudo y hacerle correr en grandes espacios. Lo ideal sería tenerlo en un jardín.

La simpatía que tiene el Barbet hacia el agua hace que esté expuesto a enfermedades del aparato respiratorio, como traqueítis y bronco-pulmonías. Después de cada chapuzón, sería aconsejable secarle con un paño de lana seco.
El Barbet tiene una gran predisposición a la otitis.