Comportamiento

El American Staffordshire-Terrier es un perro que tiene una fama de agresivo y violento , pero nada mas lejos de esta creencia, los dueños  de American Staffordshire afirman que es un animal de lo más tranquilo. Ahora bien, si se le enseña y estimula la agresividad con métodos contundentes puede convertirse en un animal bastante incontrolable. Sus extraordinarias mandíbulas pueden producir tremendas heridas a cualquier otro animal incluso más grande que él.

El American Staffordshire-Terrier es valiente, fuerte, resistente, musculoso, testarudo y tenaz. Debido a estas cualidades ha sido usado durante mucho tiempo como perro de pelea, pero si no se le educa con ese fin, es amigable con los humanos. Siempre está atento a lo que pasa a su alrededor y es un magnifico perro protector con su familia y casa.


Origen

El origen del American Staffordshire-Terrier resulta bastante complejo. Proviene de de las razas Old English Bulldog y Old English Terrier. El perro resultante de este cruce llegó a Estados Unidos en el siglo XIX y ya en 1898 se presentaron los primeros representantes de esta nueva raza. Desde el principio este perro fue utilizado en peleas de perros y de toros, actividades que se consideran ilegales en gran parte del mundo, afortunadamente. Actualmente algunos salvajes desalmados continúan organizando peleas clandestinas,aun asi el American Staffordshire-Terrier ha dejado de ser un perro agresivo para ser un agradable perro de compañía.


Caracteristicas

  • Altura a la cruz: de 45 a 48 cm 
  • Peso: unos 20 kg
  • Capa: todos los colores, unicolor, pluricolor o mezclada
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: fácil, alegre, afectuoso
  • Relación con los niños: buena

 

  • Relación con otros perros: bastante agresivo

El American Staffordshire-Terrier es un perro ágil  musculoso,  y en cierta forma elegante. Su pelo es corto, apretado, duro al tacto, lustroso y puede ser de cualquier color. Tiene una cola corta y generalmente por desgracia se le recortan las orejas cortas, o erguidas.


Cuidados

Debido a su carácter y a sus orígenes, el American Staffordshire-Terrier es un perro al que hay que educar desde muy pequeño y al que no le ha de dejar pasar nada durante su educación y corregir cualquier conducta agresiva para que no haya problemas futuros. Aprende con rapidez y resulta bastante fácil que adquiera malos hábitos.
Es necesario que este perro haga ejercicio con bastante regularidad, puede adaptarse a vivir en un piso si recibe paseos diarios.

El American Staffordshire-Terrier es un perro bastante saludable, aunque algunos se pueden ver afectados por una cierta tendencia a desarrollar cataratas, problemas de corazón y displasia de cadera.