para pintar estas piezas del control de tiro las colgamos como si fueran ropa tendida, nos resultara mas fácil pintarlo

por desgracia esta pieza tiene muy poca superficie para pegarlo y si no queremos llenarlo todo de pegamento o se despegue con el menor roce tenemos que instalar un soporte en este caso una varilla que hemos incrustado en la estructura de forma que sujete la pieza

El fuego de la artillería principal y secundaria, era dirigido desde los puestos directores situados a proa, popa y sobre la cofa. Cada uno de estos tres puestos directores, montaba una cúpula giratoria con un telémetro óptico y un radio-telémetro. Los puestos directores estaban conectados por tubos de comunicaciones a las dos centrales calculadoras de proa  y popa (sección  situadas bajo la cubierta acorazada. Las antenas de los radio-telémetros eran de forma rectangular y median aproximadamente dos metros de alto por cuatro de ancho. Los radio-telémetros tenían una frecuencia de 368 MHz y operaban en una longitud de onda de 81.5 cm alcanzando un rendimiento de 9 kW a 500 kHz. El alcance máximo efectivo era de unos 25,000 metros. Sin embargo difícilmente podían detectar más de un blanco a la vez y las derivas obtenidas no eran muy precisas.

Control de tiro de proa, en este caso dos que también se reforzó la parrilla, en la foto se aprecia por no estar pintado.