Radiocontrol

Por regla general lo más interesante de la construcción de una maqueta es la posibilidad de controlarla a distancia, para los maquetistas poco experimentados suele ser abrumador la instalación del equipo necesario y las técnicas de pilotaje, sobre todo el manejo de los aviones. Todo lo que hace falta es saber el funcionamiento de los mandos y la instalación de los componentes, estas dudas suelen disiparse si elegimos un modelo sencillo, aviones embarcaciones y coches son los principales receptores de instalar un sistema de radiocontrol, este sistema es aplicable a cualquier vehículo. Un sistema de radio control consiste básicamente en un emisor que manipulado por un operador que envía una señal de radio codificada, la señal es recogida por un receptor montado en la maqueta que la descodifica y la envía al servo adecuado, este es un dispositivo que trasforma la señal eléctrica en un movimiento mecánico trasmitido a los elementos móviles del control del vehículo. El movimiento del servo es directamente proporcional al mando del emisor. Por lo general cada servo opera sobre una superficie de control y cada uno tiene reservada una señal particular de radio llamada canal. El número de canales caracteriza a los equipos de radiocontrol, un emisor de cuatro canales puede operar hasta cuatro servos.


Velero

Velero controlado por dos servos, opera el timón y las escotas.


Coches de competición

Coche de competición controlado por dos servos, uno para el acelerador y otro para la dirección.


Aviones motorizados

Aeromodelo motorizado lleva cuatro servos dirección, gas, profundidad y alabeo, también pueden añadirse flaps, dirección de tierra, frenos y un tren retráctil