Imprimación y base

Se pueden utilizar todo tipo de pinturas para pintar las figuras pero el oleo resulta la más adecuada pues nos permite fundir los colores, utilizaremos pinceles de marta, estos resultan más caros pero los resultados son inmejorables. Dependiendo de la figura empezaremos a pintar con la figura ya montada, aunque puede resultar necesario pintar la figura por piezas para poder dar detalles en las zonas más escondidas. Como el resto de las maquetas es necesitan una base y en ocasiones una imprimación, se utiliza el blanco que resalta los detalles a pintar siendo preferible aplicar al base con aerógrafo que nos permite aplicar una capa muy fina, aplicaremos al menos dos manos, la imprimación mate resulta útil para dar realismo a la tela y el cuero y muy adecuada para caballos, si queremos suavizar las zonas de piel en las figuras metálicas frotamos ligeramente la base ya seca con un cepillo de dientes


Pintura de la cara

En las figuras la parte mas importante es la cara así que debe tener la mayor cantidad de detalles, la pintura se aplica como si maquillaje se tratara acentuado el moldeando y realzando los detalles. No debemos aplicar la pintura en exceso quedara como si fueran payasos. Es preferible pintar las manos más tarde ya que se pueden manchar con facilidad


El color base

En una paleta ponemos banco y a cada lado un poco de amarillo y siena tostado que iremos añadiendo poco a poco al color blanco hasta dar con el tono de piel adecuado, tendremos en cuenta que el tono elegido al secar se aclara así que lo dejaremos un poco mas oscuro, la técnica es aplicable para pieles morenas y negras añadiendo mas siena, para orientales aplicamos mas amarillo. Rellenamos todos los detalles de la cara, ojos, nariz, orejas en fin todo asegurándonos de que no se vea nada de la base. escurrimos la pintura sobrante con los dedos de la mano que nos sobra sin utilizar trapo o papel, recoja la pintura sobrante de la cara sin restregar el pincel, realizando movimientos suaves y escurriendo el pincel cada vez, retiramos toda la pintura que podamos de forma que mas que pintada la cara parezca teñida, aunque haya dejado pintura en los detalles, estos se verán gracias a los reflejos naturales, deje secar toda la noche, repita el proceso para dar cuerpo al color, tras quitar la pintura por segunda vez aplique sombras sin dejar secar.


Sombras y luces

Sombree para representar un modelado natural. Utilice siena tostado puro, que fundirá con el color base.

Dibuje primero una línea muy fina en torno al pelo. Limpie el pincel en la mano y páselo ligeramente por encima de la Línea marrón hacia Ia cara, quitando color hasta que funda con el tono base y no quede sino una insinuación de sombra bajo el pelo. .

Con la punta del pincel, tire una línea fina desde el Angulo del ojo hacia la nariz, con el fin de realzar el puente de ésta. Funda el color en las mejillas.

Ahonde las cuencas de los ojos trazando Sendas líneas finas bajo les cejes y bajo los ojos. Funda.

Sombree bajo el labio inferior, la barbilla, la nariz y el interior de les orejas, fundiéndolo suavemente con las zonas mes claras. Sombree por ultimo las arrugas que ven desde le nariz e les comisuras de los Iabios. Ahora debe aclarar le estructura ósea y las superficies superiores de Ia cara. Utilice pequenes cantidades de blanco puro, e través del que debe verse el color base.

Empiece por tirar una línea fina e lo largo del puente de le nariz, añadiendo un punto sobre cada ventana. Funda con la sombra pare
que no se pierda color en exceso. Aclare le frente, la barbilla y les mejillas.
Mire ahora con atención a Ia cara y determine en qué partes necesiten les sombras más profundidad o donde es necesario algún reflejo. Añade color e les mejillas aplicando un diminuto punto
rojo bajo el hueso; extiéndalo en un triángulo entre los ledos de Ia cara, el hueso de la mejilla y las arrugas de les
comisuras. Le cantidad de rojo precise para dar color al rostro es mínima.

 


Los ojos

Perfile los ojos con blanco y pinte el iris de marón claro o azul, pinte ahora la pupila en negro haciendo girar el pincel, el iris debe tocar por arriba y por abajo y quedar un poco hacia arriba, en las figuras más grandes queda bien un reflejo blanco limpie los ángulos con leves toques de blanco y tire una delgada línea de siena tostado sobre el borde superior del parpado y otra a la mitad del inferior fundiéndolo, aclare el borde externo


Los labios

Preparamos un poco de rojo oscuro mezclado con azul oscuro, colocamos la punta del pincel entre los labios y muévalo recorriendo los labios, deje que los labios guie el pincel en lugar de intentar perfilar una línea, suba o baje los extremos dependiendo del carácter que tenga el personaje, seque el pincel y recoja la pintura del labio inferior para que quede más claro que el superior pero un poco más oscuro en las comisuras.


El pelo

aplique el color base de forma que penetre bien por todas las hendiduras y procurando que quede un tono uniforme, nos detenemos un poco antes de tocar la cara, una vez cubierto el pelo retire toda la pintura que pueda, acentué la forma del pelo con un tono un poco más oscuro que el de la base, se puede dar un toque de azul oscuro para darle carácter, oscurezca los rezos para dar profundidad al moldeado, seguidamente aplicamos los reflejos con un tono más claro que el de la base, incluso el blanco quedara bien para personajes de edad avanzada, aplicamos la pintura desde el borde hacia dentro, aclare solo las partes altas y destaque la coronilla pintando pelos sueltos, trate el pelo de la car de la misma forma dando toques muy pequeños dado que las áreas muy pequeñas son difíciles de mezclar, simule la barba mal afeitada con negro o marón, las manchas no deseadas se limpian con aguaras.


Pintura del cuerpo

trataremos el cuerpo igual que la cara aplicando el color base y a continuación subraye las sombras y aclare la estructura ósea y fundiendo los colores, el bronceado se consigue añadiendo un toque de rojo y fundiendo con la base, el efecto se puede acentuar pintando en la piel las marcas de la ropa, pinte las manos en el mismo color base oscureciendo entre los dedos y alrededor de los puños, separe los planos de los dedos con tono del color base, aclare los nudillos si quiere representar una mano en tensión.


La pintura de la ropa

En las figuras metálicas grandes es útil aplicar un lavado de color base a una zona y dejar secar toda la noche, esto define el moldeado y constituye un buen fondo para continuar pintando, las figuras pequeñas pueden pintarse con el color base y descargarse de pigmentos como se realizan en las caras trabajando como siempre hasta que se necesite un color más intenso. No aplique nunca una capa gruesa para avivar el color, cubra bien las zonas limítrofes para no dejar huecos. Una vez aplicado el color base añada algunos tonos más oscuros en la profundidad de los pliegues y arugas, funda los bordes hacia fuera de forma a la figura sin exagerar demasiado, aclare las partes superiores de la ropa con un tono más pálido, no exagerar, lo mejor es limitarse a las arugas alcanzadas por la luz.

Molde ahora los botones correajes con luces y sombras los cruces de las coreas y aplique reflejos diminutos en los botones, defina algunos de estos elementos destacando el borde con una línea oscura y delgada por ejemplo los botones, concéntrese en las sombras de las coreas sobre todo las partes que estén mas sueltas

 


Pieles, lana y cuero

Con un pincel seco y un tono claro toque ligeramente las puntas de los materiales como las piles y las lana de forma que destaque con el fondo más oscuro, al cuero y al ante se le da textura con la pintura, aplique el color base y molde con un pincel blando dando leves golpes en una sola dirección, aplique los reflejos de la misma forma, la textura a de ser muy fina. El cuero pulido no tiene textura use tonos más oscuros y reflejos mas contrastados, un barniz satinado después de secar la pintura imitara el cuero brillante.


Cota de maya

Para realzar la textura de la cota de maya empezaremos aplicando una mano de tinta negra intensa que resistirá al aguaras. Con aguaras mezclamos la pintura acero y plata, mezclamos hasta conseguir una consistencia liquida, aplíquela sobre la cota de maya y extenderlo por todas las zonas a pintar, deje secar un poco y recoja con un pincel la pintura acumulada en los huecos. Mientras continúa húmedo pintamos los reflejos, sobre todo los hombros pecho utilizando plata pura en pequeñas cantidades, todavía abra aguaras para que la plata core sin problemas. Añadimos un color oscuro a las zonas de sombra y destaque los bordes de los correajes, puede usar azul oscuro y verde mientras que el marón dará un toque cálido al metal y se volverá grisáceo una vez seco, si el aguaras empieza a secarse y no funde bien el color humedezca levemente el pincel, la armadura se beneficiara les viene bien un lavado de azul muy diluido aplicado con mesura a las zonas de abajo de los reflejos


Armadura rígida

Tratamos la armadura como la cota de maya, aplicamos tinta negra y después un generoso lavado de acero para dar brillo, matice con un poco de pintura oscura y acentué los refuerzos de los bordes de las placas, los remaches con líneas finas, un lavado flojo de azul dará mas carácter a las zonas más oscuras. Para imitar el aspecto brillante hay que aplicar reflejos, pero solo tocando la superficie y dejando que corra por ella una diminuta gota de plata, si los bordes no funden por si solos tocamos ligeramente con un pincel humedecido en aguaras, dejamos secar


Latón y bronce

Para imitar el latón utilice polvo metálico. Hay métodos para disolver los polvos pero podemos utilizar aguaras, lo mezclamos hasta conseguir una consistencia fluida aplique un lavado para lograr una cobertura uniforme moviendo la gota por toda la superficie. Aplicamos sombras con oleo ocre mientras la superficie esta húmeda funda los bordes con la punta de un pincel, añadimos reflejos de plata fundiendo con leves toques


Las armas

Pintamos el filo de las espadas, puñales, etc. con una base negra y un lavado de acero, sujete la pieza a la luz para ver donde se forman reflejos para imitarlo con un taque plata. Oscurecemos las canaladuras de las hojas con un poco de marón, aplique un lavado azul al metal próximo a la empuñadura y un reflejo blanco al filo de un sable curvo. Las armas pueden bruñirse y barnizarse para conservar su brillo natural. Pinte los cañones de igual forma pero añadiendo mas azul o marón en lavados. Trate los cerrojos y los detalles de metal añadiendo reflejos destacando cuidadosamente los bordes con líneas delgadas. Damos un lavado de marón a las zonas de madera. Las ametralladoras adquieren un brillo muy real si se frota con un dedo manchado de grafito. Las figuras se pintaran teniendo en cuéntala situación en la que se encuentre es dije no será lo mismo un soldado en un desfile en un bar o campo de batalla, se puede simular el polvo de la ropa raspando un poco de pintura tono pastel seco, lo cogemos con algodón y frotamos ligeramente la figura, el polvo se quedara en las partes mas expuestas como pasaría de forma natural, proteja la cara. En los paisajes embarrados pintamos con un pincel seco las botas con un color apropiado, mancharemos un poco los bajos de los pantalones. La lluvia oscurece los hombros, use también un tono más oscuro para similar el sudor, en los dos casos fundiremos el efecto. La sangre de verdad es casi negra en torno a la herida, degradándose hacia el rojo según se aleja. Tendremos en cuenta el desgaste de la ropa y las armas que es lo más normal en el equipo de los soldados