Color base

Aplique abundante oleo oscuro al caballo, utilice pinceles viejos, limpie el exceso de pintura con una esponja seca, la pintura se quitara de los salientes y se quedara en las hendiduras resaltando el moldeado natural. Deje pintura en los lugares de sombra, como debajo de la crin, pero elimine la pintura de la crin para que se vea el relieve, elimine la pintura de la cola y el final de las patas. El resultado será mejor si las últimas pasadas retirando pintura lo aremos en la dirección del pelo del caballo


Luces y sombras

La siguiente es acentuar el moldeado aclare los puntos necesarios con amarillo oscuro aplicando muy poco color con una esponja suave, acentué los músculos, venas, huesos y tendones, si la pintura invade las zonas oscuras lo quitamos con un pincel. Matice de color base las zonas más oscuras destaque las venas de la zona del vientre con una línea delgada fundiendo los bordes, oscurezca la zona del cuello dejando la cara para el final


Pintura del pelo y los cascos

La mayoría de los caballos la cola y la crin son más oscuras que el cuerpo, aplicamos de base un color oscuro dejando que la pintura penetre bien, aligeramos con un pincel dejando la pintura oscura en el fondo del relieve con un tono claro para realzar la textura. Pintar los cascos de ocre claro si el caballo tiene los trabaderos blancos


Pintura de la cara

Oscurezca los huecos de la cara y delinee al límite del capote con trazos finos fundiendo los colores. Aclare el hueso siguiendo el eje de la cara, las venas, el extremo del hocico y la parte superior de los ojos en blanco y sombras de tostado. Los labios son de un gris cálido oscuro sin borde definido, aplique en la boca un purpura muy oscuro fundiéndolo hacia los labios, si la boca está abierta por dentro tendrá un tono rosa amarillento con una lengua más oscura y dientes marón amarillento claro. Pinte los ojos de blanco amarillento con un iris marón grande que toque por arriba y por abajo, añada una pupila oscura y un reflejo blanco al globo, una vez seco daremos un toque de barniz dará una apariencia húmeda muy real. Destaque con sendas líneas oscuras bajo el parpado superior y en el borde extremo del inferior, funda desde aquí hacia la cara


Manchas

Podemos aplicar manchas por todo el caballo pero son más frecuentes en los flancos y las patas en caballos blancos y grises, pinte el color de base y a continuación con un pincel recortado aplicamos puntos próximos y ligeramente irregulares fundidos hacia los bordes, intensifique poco a poco sin cargar demasiado funda los bordes. Las manchas se pueden aplicar con un aerógrafo para lograr un mayor efecto