Motores de gomas

Los motores de goma sirven para hacer volar aviones pequeños, en los quit de montaje suelen venir las gomas pero inevitablemente estas se romperán. E l motor de estos aviones es simplemente una goma enganchada al árbol de la hélice y sujeta con un pasador en la cola del aparato, para ponerlo en marcha simplemente damos vueltas en el sentido contrario al del giro normal, cuando soltemos la hélice empezar a girar. Las gomas deben guardarse en una caja donde no le dé el sol, es aconsejable guardarla empapada en lubricante, si se mancha la goma la limpiamos con agua y lo secamos volviendo a lubricar para poder utilizar la goma.

Montamos el árbol de la hélice en el separador, las arandelas y la hélice, el árbol de la hélice tiene forma de gancho en un extremo y el otro debe de ser recto.

Doblamos el extremo del árbol en ángulo recto y lo encajamos en la ranura de la hélice, aplicamos con los dedos un poco de lubricante a la goma.


Metemos el pasador por los orificios del fuselaje enganchando a la vez la goma.

Normalmente la goma es un poco más grande que el fuselaje, simplemente enganchamos la goma al árbol doblando el gancho para que no se suelte, lo encajamos la hélice dejando que la goma floja se apoye en el interior del                                          .


Para cargar un motor de gomas giramos con el dedo a contrarreloj hasta que ofrezca resistencia, sujetamos la hélice para que no se suelte.

Para lanzar el aparato sujetamos el avión en alto cara al viento, con una mano sujetamos el fuselaje y con la otra sujetamos una pala de la hélice, primero soltamos la hélice y luego el aparato.



Motores de haz de gomas

Con una tira larga de goma puede hacerse motores más potentes capaces de mover aviones más grandes. cogemos un trozo de goma que pese entre un tercio y un cuarto del aparato en secciones de 3.5 y 6 mm, atamos los extremos y lo lubriquemos, este tipo de motores necesita un árbol especial con una anilla por fuera de la hélice y para evitar que se rompa un gancho en S en el otro extremo, para montar el motor sujetamos primero el extremo atado del haz a la cola con un pasador, introducimos el otro extremo en el gancho en S y lo atamos por detrás con un alambre de forma que no pueda soltarse, colocamos la hélice en su sitio. Para cargar el motor necesitamos un talador manual y un amigo, hacemos un gancho con alambre de acero y lo sujetamos en la mordaza del porta brocas, pedimos al amigo que sujete el aparato por el morro, mientras nos vamos separando del aparato haciendo girar el taladro, estiramos la goma más o menos el triple de la longitud original de la goma, en ese momento no daremos muchas vueltas mas y nos vamos acercando al aparato, terminamos encajando el separador.

Para el atado de la tira atamos las puntas con un nudo cruzado, si lo mojamos podremos apretar mas el nudo, hacemos un nudo más pequeño en cada rabo para evitar que se suelte.

Enrollamos la tira atada para formar un haz múltiple, afirme los extremos con gomas pequeñas para mantener la forma del haz, el nudo debe quedar en el extremo.