Ventanillas y luces

Casi todas las maquetas llevan ventanillas o cúpulas moldeadas en poliestireno trasparente, el problema es que se rallan fácilmente y los disolventes las estropean así que se recomienda guardarlas hasta el final. Las rallas se quitan con pulimiento liquido para metales seguido de un poco de pasta de dientes, lo aplicamos con un poco de algodón, las ventanillas las pegaremos con cola blanca que no estropea el plástico y se puede retirar con un poquito de agua. Puede que las ventanillas ajusten tan mal que sea imposible arreglarlas, pueden hacerse de nuevo con laminas de acetato transparente, guiándose con las piezas desechadas


Sustitución de piezas

Abra una muesca en el borde de ataque y corte un bloque de plástico transparente que encaje en ella, pinte la muesca de blanco o plata y perfore un poco el bloque para imitar una bombilla

Pegamos el bloque con cola blanca y límelo para adaptarla a la forma del borde, acabe con lija de agua, acabamos con líquido de pulir metales y barniz transparente


Los montantes de la cúpula

A la hora de montar las cúpulas de los aviones están mejoran mucho si pintamos los montantes de la cúpula, empezaremos por las partes más anchas siguiendo los bordes. Si los montantes no están moldeados aplicamos unas tiras de cinta aislante que pegaremos en una baldosa y pintaremos con un aerógrafo y lo cortaremos en tiras finas, antes de montar la cúpula pintaremos el interior sobre todo si la cabina va estar abierta


Las cúpulas las pintaremos en posición de cerrado tanto si van abiertas o cerradas, las cúpulas que van abiertas las pegamos un puquio con cola blanca que nos facilita poder quitarla y colocarla en su sitio. Pintamos la cabina cerrada para que no haya diferencias en el color, antes de pintarla taparemos las ventanas