Daños en la carrocería

El envejecimiento y deterioro de los vehículos es una parte importante en el desarrollo de una maqueta, el material militar es apropiado para este tratamiento pero los vehículos comerciales como trenes y coches de careras también sufre los efectos del uso. una forma de simular abolladuras metálicas en una superficie de plástico es acercar la punta de un soldador caliente para ablandar y darle forma con una herramienta, no toque el plástico con el soldador porque lo fundirá, trate de imaginar como se produjo el golpe, si el golpe se produjo contra una esquina de un muro, la abolladura puede simularse con el borde de un bloque de madera, las abolladuras producidas en furgonetas, camines por los golpes de la carga contra la chapa se imitan deformado desde el interior con un útil romo. Los componentes más pequeños pueden deformarse con un soldador. Si se representa un guardabarros roto o el fuselaje de un avión estropeando por el fuego enemigo es conveniente que los bordes desgarrados tengan un grosor adecuado con la escala, normalmente es necesario adelgazar la pieza de plástico antes de deformarlas. Los guardabarros pueden rasparse o lijarse desde dentro, cortarse con una cuchilla ablandarse y deformarse. para simular el efecto del fuego anti-aéreo en el fuselaje perfore con pirograbador y a continuación abra el agujero desde dentro con un avellanador, lijando el plástico acumulado por el efecto del calor, giramos la punta de una cuchilla dentó del orificio para dentar el borde, si se viera el interior del vehículo atreves de los agujeros trataremos de colocar por dentro una estructura hecha de plástico y varilla estirada para simular los cables i tensores que circulan por dentro de la estructura. Otra forma de simular abolladuras es remplazar la pieza de plástico por otra de un metal fino que pueda plegarse con facilidad, con este método podemos construir un guardabaros con el metal de un tubo dentífrico. Para imitar el cristal astillado, córtelo con la forma necesaria, rompiendo por la línea de corte para crear las astilladura. Simule las rayas con una cuchilla y también podemos perforar los balazos

Los desperfectos del guardacadenas se imitaron cortando el plástico con una cuchilla caliente


Abolladura de un guardabarros

Para simular la abolladura de un guardabarros ablandaremos con un soldador pero sin tocar el material

Una vez caliente lo deformamos con el borde de una madera para simular el choque contra una esquina



Balazos en una ventanilla

Empezamos taladrando con una broca los agujeros que deseemos, introducimos la punta de una cuchilla y la hacemos girar haciendo saltar y quebrarse, añadimos mas rayones con una cuchilla, el número de balazos y su localización dependerá de nosotros pudiendo acribillar todo el vehículo o simplemente unos pocos balazos