Sistema eléctrico

Podríamos decir que todas las locomotoras llevan un motor de 12 V. CC, estos motores toman la corriente directamente de las vías, toda la corriente proviene de un trasformador-rectificador. El circuito de alimentación se cierra a través del motor de la locomotora entrando por un raíl y saliendo por otro, los elementos aislantes han de estar en perfecto estado para evitar los cortocircuitos, las traviesas de plástico mantienen aislados los dos raíles, las ruedas de las locomotoras van sobre ejes aislados y pasan la corriente al motor mediante escobillas. Algunas locomotoras llevan aisladas las ruedas de un lado y el motor toma la corriente de la rueda y del chasis que en este caso no está aislado, el dibujo muestra los dos tipos. La alimentación electrónica es un sistema que envía un corriente de 22 V, por las mismas vías envía una serie de señales codificadas para cada una de las locomotoras, las locomotoras llevan un circuito integrado que rectifica la corriente a continua y alimenta el motor a la velocidad deseada, esto es un ventaja enorme pues podemos tener varias locomotoras circulando por el mimo tendido siendo el cableado muy simple. Las locomotoras con sistema electrónico no son compatibles con el sistema tradicional y hoy en día todavía hay maquetista que se decantan por el sistema antiguo ya que ofrece una mayor interacción con todo el circuito y pueden manejarlo varias personas a la vez, eso si bien coordinadas.

Fuente de alimentación

la fuente de alimentación tiene un trasformador y rectificador que convierte la corriente alterna en corriente continua de 12 V. y un reóstato que controla la velocidad de la locomotora, también controlan la dirección de la marcha conmutando la polaridad, algunas fuentes de alimentación pueden simular las maniobras de frenado, algunas fuentes tienen una salida no modulable de 12 voltios en continua que sirve para alimentar un conmutador auxiliar de esta forma se pueden operarse diferentes sectores del circuito, la fuente también pude llevar otras salidas de diferente voltaje para alimentar otros mecanismos como un paso a nivel con barreras automáticas que suben o bajan al paso del tren. Conviene proteger la instalación con un disyuntor térmico.