Escena de playa

1 rocas: grumos de mortero en una cuña de poliestireno que habremos pegado, extienda masilla y coloque las rocas

2 arena: espolvoreamos arena sobre una capa de masilla dejando que forme un borde natural

3 marcas de flujo: formamos un borde ondulado en una cartulina y lo apretamos contra la arena mientras se seca, pasamos una rasqueta contra los bordes

4 charcos: depresión en la arena barnizada con brillo

5 arroyo: abrimos el curso del arroyo sujetando una madera en el lugar donde pensamos instalar el espolón, vierta el agua dejando que sea desviada por este, aplicamos cola blanca al lecho y lo recubrimos de arena, pintamos el agua

6 marca de pleamar: enteramos en la arena trozos de aglomerado y astillas de madera vieja, retiramos la arena hasta que aparezcan, imitamos las conchas echando un poco de cascaras de huevo machacadas sobre cola blanca

7 vegetaciones: musgo aplicado sobre cola blanca

8 espigón: cogemos madera vieja abierta en astillas, pegamos los postes a la base, sujetamos la barandilla con alfileres pequeños, dejamos las cabezas para simular los clavos

9 cadenas: cadena de la maqueta de un tren o algo parecido lo sujetamos con una anilla

10 arena amontonada: masilla sobre cuñas de poliestireno, una vez seco conforme raspando, cubrimos con cola blanca diluida y espolvoreado de arena

11 algas: algas de verdad o algodón mojado y pintado

 


Realización practica

 

Pegamos las rocas sobre una cuña de poliestireno

 

 

Aplicamos la arena en torno a las rocas y sobre la playa

 


 

Hacemos marcas de reflujo y depresiones en la arena

 

 

Formamos el curso del arroyo y cubra el fondo de arena

 


 

Mientras la arena esta blanda hacemos la marca de pleamar y añadimos el ancla y algunas rocas pequeñas

 

 

Colocamos la vegetación en la parte trasera de las rocas

 


 

Construimos el espigón y añadimos la arena amontonada contra el

 

 

Colocamos las algas, el cubo y la pala, pintamos la escena añadiendo agua al arroyo y los charcos

 



Pintura del diorama

 

el suelo y las rocas de la playa se pintan con lavados de verde oliva, amarillo pálido, blanco y leves toques de marón caliente, con un pincel grande aplicamos a las rocas un generoso lavado de aguarrás limpio y otro de verde oliva y otro de verde oliva por encima, harán falta varias manos para lograr el tono básico, después de los lavados trabajamos las grietas las grietas con mas color para darles profundidad, aclaramos los bordes para aumentar el contraste, pasamos lavados amarillos y blancos sobre las zonas arenosas de alrededor de las rocas mezclando los verdes con abundante aguarrás para lograr matices suaves, aclaramos la parte alta de las rocas con una mezcla de amarillo y blanco fundiendo los bordes, aplicamos lavados oscuros a la playa para acentuar las marcas de reflujo, representamos la arena húmeda cerca del agua con un tono más oscuro, aplicamos lavados de marrón oscuro debajo de la vegetación y aclaramos la textura con una mezcla de blanco y siena extendida sobre la superficie con un pincel más bien duro, diferenciamos las flores del musgo con amarillo dando pequeños toques de pardo rojizo, oscurecemos el espigón con lavados de oleo, el verde oliva da la impresión de fango sobre la madera vieja y mojada, aplicamos color oxido a los clavos y deje que corra, oxidamos también las cadenas, barnice con brillo las partes bajas del espigón para simular el agua, el agua del arroyo se logra únicamente pintando y barnizando, empezamos por pintar el lecho de ámbar oscuro, a continuación marcamos el curso del agua mediante un lavado oscuro en las orillas mezclando el color con el del lecho, aclaramos los bordes superiores del curso con amarillo pálido casi blanco para dar contraste, imitamos las algas con manchas verdes aplicadas en la dirección de la corriente, cuando la pintura este seca cubrimos el lecho con 7 o 8 manos de barniz brillante, entre capa y capa esperaremos a que este seco, la textura rizada es muy semejante a la corriente de agua, acabamos pintando la parte inferior de las rocas de la orilla con barniz brillante, añadimos agua a los charcos y alrededor del ancla, pintamos primero el fondo del ancla y las piedras con barniz brillante fundiéndolo con la arena seca, destaque las algas con oleo verde y barniz brillante para que parezcan mojadas