Construcción del terreno

 

no siempre la maqueta se verá representada en una superficie plana, por lo general tendremos que construir un terreno mas accidentado, tenemos que tener en cuenta el peso final del diorama, sobre todo si se piensa mover a menudo de sitio, si el diorama es grande y que incluya montanas nos podemos plantear hacerlo hueco

 

 

Para hacer colinas altas apilamos varias capas de material, con escalones estrechos si la pendiente ha de ser grande y anchos si ha de ser ligera, tallando aproximadamente la forma final

 


Relieve sencillo

 

Daremos forma con cualquier material de moldeado directamente sobre la base, la masilla y la arcilla de moldeado son materiales ligeros y fáciles de mezclar y trabajar

 

 

A la hora de moldear el material puede agrietarse cuando seca, aplicaremos más masilla en las grietas

 

 

Añadiremos detalles clavamos plantas, piedras y otros elementos en el material antes de que se seque

 



Colinas

 

Cortamos el poliuretano expandido o lo pegamos con cola blanca, también podemos utilizar clavos

 

 

Preparamos la masilla con una consistencia que nos facilite extenderlo, lo extendemos  sin llegar a los bordes.

 


 

Antes de que la capa seque incrustamos rocas y otros elementos en el paisaje como ramas o arbustos

 

Aplicamos cola blanca y extendemos el material de la superficie, fijamos en esta capa los elementos pequeños

 



Paisajes huecos

 

Construimos un armazón de madera y fijamos tablas de contrachapado de forma aproximada al perfil del terreno

 

 

Grapamos al armazón tiras de cartón a intervalos de unos 10 mm. Entretejemos las tiras siguiendo el contorno del paisaje, nos puede ayudar meter de forma provisional bolas de papel

 


 

Empapamos cuadrados de papel o tela en escayola diluida y vamos solapando unas sobre otras, si es necesario lo reforzaremos con otra capa

 

 

Aplicamos con espátula y brocha una capa de 3 a 5 mm. De escayola, aplicamos la hierba arboles o arbustos mientras la escayola este fresca

 


 

También podemos montar un armazón de malla, atornillamos listones de madera siguiendo el contorno del terreno y las cotas que hayamos marcado anteriormente, grapamos la tela metálica obligándola a seguir el terreno