Carenas y morros

Capo para entrenamiento de radiocontrol, el capo se prolonga hasta la cabina para dar ascceso al depósito de esta forma los tubos de llenado pueden quedar ocultos
Capo para entrenamiento de radiocontrol, el capo se prolonga hasta la cabina para dar ascceso al depósito de esta forma los tubos de llenado pueden quedar ocultos

Los aparatos a motor llevan una carena hueca que cubre el motor, puede formar parte del fuselaje o ser una pieza independiente, podemos utilizar madera de balsa plástico o aluminio y se suele encontrar en las tiendas de modelismo, dependiendo de la habilidad de cada uno podemos hacerlo a partir de chapas delgadas de aluminio o de cinc, las formas más complejas suelen moldearse en plástico. Los aparatos con motor radial suelen montar una carena circular metálica y los planeadores llevan un morro fijo de madera de balsas maciza

Los modelos de radio control no suelen llevar carena para facilitar el acceso al motor y el motor va montado verticalmente en una sección del morro, se añaden unas mejillas de balsa que continúan la línea del fuselaje y la parte situada bajo en motor se ocupa con otro trozo de balsa. A veces el compartimiento del motor lleva una compuerta que le da más realismo, si la tapa es plana se hace con madera de balsa y con cuadernas, y si es muy curvada empleamos chapa fina, la sujeción de la chapa la realizamos con tirafondos pequeños a unos bloques de madera dura pegados a las cuadernas. Las semi maquetas que son modelos poco parecidos a los reales suelen montar el silenciador y el motor lateralmente o boca abajo, el motor no suele ir cubierto como en las maquetas

Carena para semi maquetas, sujetamos provisionalmente el motor, la hélice y el cono al fuselaje, pegamos unos separadores al cono por detrás y una plantilla a estos

una vez seco quitamos el motor, esculpimos y lijamos la parte del morro hasta ajustarse con el resto del aparato

Encierre el motor en piezas de balsa gruesa dejando una abertura para el cilindro y el silenciador. La parte situada en esta abertura ha de ser desmontable por razones de mantenimiento, péguelas al fuselaje provisionalmente una vez seca la cola separamos la sección desmontable y quite el motor, esculpimos y lijamos la parte del morro, abrimos un orificio de drenaje en la parte inferior e impermeabilizamos al combustible



Carenas de plástico

Montaje de una carena de plástico, encajamos la carena en un rebajo o en el fuselaje de forma adecuada fíjela con unos tornillos
Montaje de una carena de plástico, encajamos la carena en un rebajo o en el fuselaje de forma adecuada fíjela con unos tornillos

No son tan resistentes como las de balsa pero resultan fáciles de instalar. Antes de instalarlas suele ser necesario practicar aberturas para el motor, el silenciador y la hélice. Lo primero es reducir la carena a la longitud adecuada con una sierra en miniatura, practicamos un taladro en la parte anterior para dar paso al eje del motor, lo montamos de tal forma que quede espacio entre el cono de la hélice y la carena, si el plástico toca el cilindro o el silenciador tendremos que ajustarlo utilizando una lima de cola de ratón o una muela eléctrica. El plástico suele rajarse en los aterrizajes así que es recomendable reforzar la carena con una cinta de tela, antes de pegar la cinta de tela lijaremos por dentro de la pieza para darle rugosidad y aplicamos una capa de pegamento de contacto y forramos el interior con la tela. Normalmente la carena va atornillada al fuselaje por atrás de forma que pueda quitarse con facilidad para acceder al motor

Esta hechos de balsa maciza y han de ser capaces de aguantar aterrizajes bruscos, se puede hacer de una sola pieza si es que disponemos de material, pegaremos en el taco unas muescas en las vistas de planta y lateral del morro, recortaremos con una sesgueta siguiendo el perfil lateral y luego el perfil de planta, pegamos el moro a la primera cuaderna y una vez seco lijamos hasta lograr la forma exacta y a ras del fuselaje. Si no encontramos una pieza de tamaño suficiente podemos encolar varias piezas con un tamaño suficiente, cortamos todas las piezas de la misma chapa para garantizas una densidad constante y las encolamos con la dirección de la veta en el mismo sentido para trabajarlas más fácilmente, podemos dar al bloque una forma rectangular o darles una forma aproximada a la del morro


Carenas de metal

Una carena metálica para una maqueta suele encerar por completo el moro, no siendo necesario hacer ninguna abertura para el cilindro pero si es necesario hacer un taladro para la válvula de aguja y otro para la bujía o el contrapisón del motor. Las carenas metálicas suelen atornillarse a la primera cuaderna por medio de pletinas pegadas en su cara interna, córtelas de una chapa y dóblelas a continuación, hacemos un taladro en cada una, si carena y fuselaje se unen a tope las pletinas irán enrasadas con el borde de la primera, si el fuselaje se adentra en la primera habrán de ir mas adentro de ella, sujetamos con pegamento epoxi, sin olvidar haber lijado los puntos de contacto para conseguir mayor adherencia. Si lo consideramos necesario podemos reforzarlo con fibra de vidrio y resina, para terminar taladramos la cuaderna y atornillamos la carena atreves de la apertura anteriormente realizada

calculo de la posición, sujete la carena y marque el borde en el fuselaje

mida la distancia de la marca al borde de la cuaderna y trasladamos la marca al interior de la carena, grabando una línea en el interior, fijaremos las pletinas en esta línea


dibujamos sobre la vista lateral del morro en el plano unas líneas verticales espaciadas por el grosor de las planchas, marcamos el perfil con líneas horizontales

construcción del bloque, cortamos las piezas de balsa y las encolamos, verificamos midiendo a partir de los bordes, lo sujetamos con una cárcel y tallaremos una vez seco



Morros

Esta hechos de balsa maciza y han de ser capaces de aguantar aterrizajes bruscos, se puede hacer de una sola pieza si es que disponemos de material, pegaremos en el taco unas muescas en las vistas de planta y lateral del morro, recortaremos con una sesgueta siguiendo el perfil lateral y luego el perfil de planta, pegamos el moro a la primera cuaderna y una vez seco lijamos hasta lograr la forma exacta y a ras del fuselaje. Si no encontramos una pieza de tamaño suficiente podemos encolar varias piezas con un tamaño suficiente, cortamos todas las piezas de la misma chapa para garantizas una densidad constante y las encolamos con la dirección de la veta en el mismo sentido para trabajarlas más fácilmente, podemos dar al bloque una forma rectangular o darles una forma aproximada a la del morro


Montaje de motores

los motores de combustión interna pueden montarse boca arriba, boca abajo, lateralmente y en cualquiera de las posiciones intermedias, si el montaje se hace de lado el motor suele instalarse a estribor para que la válvula de aguja quede vertical y sea mas fácil acceder a ella, y el silenciador salga por debajo sin estorbar a ninguna otro componente, esta posición es muy adecuada para aeromodelos de vuelo circular ya que la parte más importante del peso del aparato queda desplazada hacia el exterior del circulo de vuelo. En las maquetas el motor acostumbra a montarse invertido y a 45º para que la bujía quede por encima del punto más bajo de aquel y no se ahogue al arrancar. Los motores se atornillan a través de unas orejetas, normalmente situadas a los lados para el montaje en una bancada horizontal. A veces se sitúan en torno al bode posterior, para el montaje en la primera cuaderna. Es normal que los ejes de la hélice y el fuselaje no sean coincidentes, se habla de impulso descendente cuando el motor apunta hacia abajo o de impulso lateral cuando esta desviado hacia un lado, el impulso descendiente tiene como finalidad compensar el efecto elevador del morro ejercido por el motor, el lateral contrarresta la tendencia del aparato a desviarse hacia la izquierda a consecuencia del efecto de par motor, la magnitud de estas desviaciones viene siempre especificada en los planos. L dirección del impulso pude introducirse en el fuselaje durante su construcción con solo colocar la bancada o la primera cuaderna al ángulo correcto. Si el modelo es pequeño lo mejor es montar la bancada o la cuaderna perpendicularmente al fuselaje y desviar el motor con arandelas o con cuñas de plástico construidas para este fin, este procedimiento de montaje no permite crear impulso lateral en motores montados en una bancada horizontal en este caso se fija a una chapa de aleación ligera de 3 mm con el ángulo correcto y el conjunto se atornilla a su vez a los soportes de la bancada, la chapa debe recortarse para dar paso al cárter, si la desviación es pequeña puede alargar los taladros de los soportes de la bancada y torcer el motor. Normalmente los soportes horizontales del motor son de madera dura de no menos de 9 mm de lado que se adentra en el fuselaje. Las bancadas radiales por el contrario se atornillan directamente a la primera cuaderna. En las tiendas especializadas tienen bancadas de aleación y de nylon de los dos tipos, el motor se sujeta con tornillos para metal de cabeza allen , no se utiliza los tornillos de cabeza plana ya que concentran la carga, montamos arandelas de presión o usamos tuercas autoblocantes. S i el tipo de construcción impide acceder a la parte trasera de la primera cuaderna, fijamos a la cuaderna uno pernos que no puedan girar durante el montaje, posteriormente puede sujetar a ellos el motor con tuercas

bancada con cuña para generar empuje hacia abajo

bancada con agujeros alargados para lograr empuje lateral

si el empuje lateral ha de ser grande, es mejor montar el motor en una placa


motores de CO2 suelen llevar orejas para el montaje radial, atorníllelas a una plantilla de contrachapado fino como en el caso anterior será necesario cierto grado de empuje descendente y lateral que viene especificado en los planos, si usa un aeromodelo para motor de gomas trasformado, experimentamos hasta dar con la desviación adecuada, como regla general con 2º a 6º hacia abajo y 2º a 4º hacia un lado, montamos la plantilla de contrachapado a ese ángulo o usamos arandelas

 

motores eléctricos los motores cilíndricos pueden incluir orejetas o necesitar un soporte para unirlos a la bancada, los de aviación suelen ser rectangulares y sin orejas, previstos para montar en un tubo de balsa pegado con resina a morro o bajo el ala