Articulaciones de las superficies de control

existen dos tipos de bisagras, altas y centrales. Las altas pueden montarse en los alerones y el timón de profundidad mientras que las centrales se adaptan a todas las superficies, es necesario sacar algo de material a lo largo de la articulación para permitir el movimiento, en las articulaciones altas se biselan nada más que la superficie móvil, en las centrales se biselan los dos bordes o se redondea lo que a veces produce turbulencias, en aparatos grandes puede usarse una especie de carena de plástico para resolver este problema, pegamos la pieza cóncava a la parte fija y la otra a la móvil. Las bisagras deben instalarlas con precisión y estar perfectamente alineadas para que no se limite mutuamente el movimiento, el movimiento a de ser suave y sin atascos. L a de tela e hilo no deben tener una separación muy grande que sería causa de oscilaciones y fallos de alineación

articulación alta

articulación central

articulación central carenada



Articulación cosida

 una articulación central formada por un hilo que pasa sobre y bajo  las superficie fija y la de control siguiendo una trayectoria en zig zag, utilizaremos sedal de pesca de varios hilos y hacemos los taladros para pasarlos antes de decorar y acabar el aparato. Empezaremos por marcar una línea en la cara superior de cada parte a unos 10 mm de la articulación. Hacemos una serie de taladros separados unos 6 mm a lo largo de las líneas de forma que los de una superficies quedan centrados frente a los huecos de la otra, el numero de taladros dependerá de cada caso, para un timón de profundidad lo normal son tres o cuatro bisagras igualmente espaciados de ocho taladros cada una, el timón de dirección sele llevar una sola bisagra continua. Tras decorar el aparato una provisionalmente con cinta las dos superficies dejando una ligera separación, enhebramos una aguja y hacemos un nudo al final del hilo, empezamos por un extremo, pasmos la aguja por un taladro desde abajo, cruzamos la separación y volvemos a pasar por debajo de la superficie de control, continuamos de esta forma manteniendo la tensión uniforme, cuando llegamos al final pasmos de nuevo por la separación y volvemos hacia atrás, aseguramos el hilo dándole unas pocas vueltas en torno al último taladro, cortamos cerca del extremo y lo sujetamos con pegamento para balsa, cerramos los taladros con barniz  


Articulación de tela

bisagras de tela, muy usadas en vuelo circular, se monta casi siempre antes de dar el acabado, usaremos una cinta de algodón o seda de 12 mm de anchura en tiras de 40 mm que aplicamos en todo la articulación o en grupos de 80 mm, dejaremos un espacio entre las tiras de unos 2 mm, pegamos las tiras con pegamento de balsa ero sin extenderlo en la parte que tiene que girar, forramos y pintamos el aparato de forma habitual pero con cuidado de no empapar la tela que se volverá rígida y perderá flexibilidad


pegamos las tiras alternadas en las caras superior e inferior de la parte fija, lo sujetamos a la mesa con alfileres o un peso

colocamos la superficie de control y apretamos asegurándonos de que se adapta a la articulación

clavamos provisionalmente las tiras de abajo a la cara de arriba, encolamos las demás

soltamos las tiras sujetadas provisionalmente y la pegamos a la cara superior de la parte móvil



articulaciones de plástico, en las tiendas podemos encontrar varios tipos de articulaciones de plástico que  son las mas elementales, se pegan a los bordes en unas ranuras con adhesivo de contacto. Las ranuras deben estar perfectamente alineadas para que el funcionamiento sea suave, es mas fácil marcarlas si los bordes son rectos dejando para después el corte de los víseles, unimos las dos partes con cinta adhesiva y verificamos la perfecta alineación de los bordes articulados, marcamos las ranuras y separe los componentes. Hacemos el corte con una cuchilla normal o con una especial de ranuras, para que las dos queden al mismo nivel apoyamos la hoja en un listón, una vez hechas las ranuras, bisele los bordes y pegue las articulaciones con cola de contacto o epoxi rápido, tenemos que tener cuidado con el pegamento que rezuma al introducir la bisagra. Reforzamos las articulaciones enclavijandolas con palillos de dientes, hacemos un par de taladros algo menores que el diámetro de los palillos y dispuestos diagonalmente sobre las piezas de plástico, aplicamos pegamento y metemos los palillos , los cortamos al ras, otra alternativa es sustituir los palillos por pegamento epoxi. Otro tipo de bisagra de plástico es la articulada con pasador formada por dos mitades que se montan por medio de un pasador normalmente metálico de forma parecida a las bisagras normales. Por regla general el pasador puede retirarse, las dos mitades de la bisagra llevan casi siempre unos taladros para reforzar la unión al ala o bien unas lengüetas que se agarran a presión al material, permite una movilidad mayor que las articulaciones flexibles pero a cambio ocupa más espacio y tenemos que abrir en la madera cajas más grandes, para ello hacemos un taladro a cada extremo de lo que será la caja y lo unimos con una cuchilla dando dos cortes paralelos, si es preciso vaciamos la caja con una lima y a continuación pegamos las piezas, las que tengan pasadores extraíbles deben montarse separadas para evitar que se derrame pegamento  en la zona de giro y queden agarrotada de esta forma podremos rematar tranquilamente las diferentes piezas antes de ser montado, hay otra forma de bisagras en forma de clavija, a veces con palanca incluida son mas fáciles de instalar, basta con taladrar y encajar las piezas, eso si bien alineadas


Articulaciones de plástico


Articulaciones de película de plástico