Loading

El crucero pesado británico HMS Suffolk
El crucero pesado británico HMS Suffolk

Los alemanes en un intento de desembarazarse de sus perseguidores, trazan un plan, el Bismarck atraerá los navíos británicos a la zona donde se encuentran los submarinos alemanes, pero este plan no resulta viable los submarinos alemanes se encuentra muy lejos y resulta imposible que acudan al cuadrante elegido, y solo se disponen de siete submarinos, esto demuestra la poca preparación de la marina alemana que debió haber previsto la posibilidad de que el Bismarck necesitase el apoyo de unidades submarinas. Al no poder zafarse de sus perseguidores no les queda más remedio que tomar rumbo al puerto francés más cercano, esa misma noche intentaran zafarse al abrigo de la oscuridad, al mismo tiempo reciben noticias de los reconocimiento aéreo alemán indican que los ingleses han movilizado todos sus unidades para rematar se sospecha de la proximidad de portaviones que bien podrían intentar un ataque aéreo con torpedos


Cubierta del HMS Victorious, se preparan los torpedos para sujetarles a la panza del avión
Cubierta del HMS Victorious, se preparan los torpedos para sujetarles a la panza del avión

el 24 de mayo el HMS Victorious escoltado por cuatro cruceros ligeros, se dirigen al encuentro del Bismarck, el capitán Henry Cecil Bovell, oficial al mando del portaviones es consciente de la importancia de su misión que básicamente consiste en parar el curso del Bismarck o intentar entorpecer su marcha, todo esto no resultara sencillo, teniendo en cuenta que el navío solo lleva dos semanas en servicio lo que conlleva que la tripulación no ha tenido tiempo de habituarse a sus tareas y para colmo de males solo disponen de 15 aviones operativos, entre cazas y biplanos, ningún piloto a despegado nuca de un portaviones y según avanza la tarde el capitán del portaviones ve cada vez más difícil cumplir su misión, es curioso el descaro de los ingleses lazando a novatos contra el acorazado más moderno de la marina alemana, pero las ordenes son las ordenes y el capitán no le queda más remedio que continuar. En estos momentos se encuentran a 230 km. De distancia del Bismarck, es decir volaran al límite de su autonomía contando que el viaje de vuelta al portaviones no tengan problemas, aun así los ingleses lanzan sus aviones


Un Fairey Swordfish poco después de soltar un torpedo
Un Fairey Swordfish poco después de soltar un torpedo

La mar esta embravecida y provoca que el portaviones se mueve mucho lo cual dificulta el despegue de los biplanos, sin embargo consiguen poner en el aire a nueve aviones, un poco más tarde confunden a un barco americano con el Bismarck, pero se dan cuenta del error y continúan buscando pero de repente se dan de bruces con el Bismarck que abre fuego inmediatamente, los británicos han perdido el factor sorpresa así que deben atacar cuanto antes, se elevan 400 metros y se lanzan en picado, cuando se encuentran a unos 2.000 metros descienden con brusquedad y se quedan a 15 metros, continúan acercándose al Bismarck entre grandes penachos provocado por los disparos de las baterías antiaéreas, cuando apenas quedan 100 metros sueltan los torpedos pero el Bismarck maniobra y los torpedos pasan de largo, en el segundo intento uno de los biplanos logra hacer blanco provocando una fuerte explosión en medio de la cintura blindada del navío


HMS Prince of Wales, meses después de la operación Rheinubung, frente a las costas de terranova
HMS Prince of Wales, meses después de la operación Rheinubung, frente a las costas de terranova

A pesar de recibir el impacto de un torpedo en mitad de su cintura blindada, el barco apenas se mueve, los marineros del interior del navío son los más afectados con un gran estruendo pero sin mayores consecuencias , inmediatamente se pone en marcha el plan de emergencia con resultados favorables, los puntos más importantes del navío no han sido afectados y solo ay que lamentar la muerte de un marinero El Bismarck continua con rumbo sur pero se ve obligado a reducir la velocidad a 16 nudos, esto se debe que las reparaciones de urgencia relazadas en el casco se han visto dañadas durante el bombardeo, tuvieron que aumentar la velocidad y las maniobras en zigzag amentaron la presión sobre los parches colocados en el casco han cedido por lo que vuelve a entrar agua y la proa se hunde aun mas, entra tanta agua que se tiene que abandonar la cardera numero 2 , a partir de ese momento será imposible navegar a velocidades superiores a los 28 nudos. El almirante Lutjens envía un mensaje al grupo norte comunicando en ataque aéreo pero por motivos desconocidos no informa que la sala de calderas continúa inundada


Los británicos no tardan en aparecer, el HMS Prince of Wales se halla a tan solo 15 Km. Y empiezan a disparar su cañones a lo que el Bismarck responde al fuego pero no tardan en dejar de disparar, probablemente por la imposibilidad de continuar combatiendo de noche, en estos momentos la única posibilidad de continuar persiguiendo al Bismarck recae el radar instalado a bordo del HMS Suffolk, que navega en cabeza, seguido por el HMS Prince of Wales y el HMS Norfolk, los tres navegan en cuña por el costado de babor del Bismarck, los británicos navegan en zigzag por miedo a los submarinos alemanes esto supone un problema ya que cada vez que los barcos ingleses viran a babor el radar pierde de vista al Bismarck, este hecho no pasa desapercibido y el almirante Lutjens que se da cuenta que la distancia entre alemanes e ingleses se incrementa de manera considerable a intervalos periódicos así que cuando los británicos viran a babor los alemanes incrementan la velocidad y se dirigen al oeste, corrigen el rumbo varias veces hasta colocarse por detrás de sus perseguidores bastantes kilómetros por detrás, después de 31 horas de persecución los alemanes logran zafarse de sus perseguidores pero los alemanes no se dan cuenta de que los ingleses no les persiguen


El pasillo de la chimenea del Bismarck, visto desde el puente del almirante
El pasillo de la chimenea del Bismarck, visto desde el puente del almirante

El capitán del Bismarck ordena reducir la velocidad, convencido de que los ingleses continúan persiguiéndolo comete un error garrafal, envía un mensaje al grupo norte:” Un acorazado y dos cruceros británicos continúan con la persecución” al romper el silencio radiofónico se ponen en peligro dado que los ingleses están en disposición de interceptar y descifrar el mensaje, el mensaje continua informando que el enemigo dispone de un potente radar que dificulta cualquier movimiento de las operaciones en el atlántico, también comunica los problemas que tienen con el sistema de interferencia( para radar) el EM-2 tiende a fallar sobre todo cando disparan, en estos momentos los ingleses andan despistados y no saben donde está el Bismarck, los tres barcos ingleses se han separado in tentando localizar al Bismarck, mientras tanto los mandos del grupo norte no entienden como el almirante Lutjens desperdicie la oportunidad brindada por los ingleses y el grupo norte le envía el siguiente mensaje” la ultima mención hecha por los ingleses a las 2:13 todo parece indicar que la persecución se ha detenido” solo después de haber recibido esta noticia, el Bismarck cesa de enviar mensajes


El MMS Rodney en agosto de 1940
El MMS Rodney en agosto de 1940

Los ingleses desesperados por volver a localizar al Bismarck dispersan sus barcos, teniendo en cuenta que el Bismarck a podido tomar cualquier dirección y no disponiendo de recursos suficientes para cubrir 360 grados, toman la decisión más inteligente y presuponen que los alemanes se dirigen a puerto francés por lo que centran la búsqueda al oeste de los navíos ingleses, el mensaje emitido por el Bismarck no pasa desapercibido y es interceptado por numerosas estaciones de escucha, inmediatamente los expertos ingleses logran triangular con bastante precisión la localización del Bismarck una vez más los ingleses tienen la posibilidad de localizarlos, inmediatamente se trasmite las coordenadas donde se supone que se encuentra el Bismarck y toda la flota intenta dirigirse a esa zona sin embargo los cálculos no son correctos y durante un buen rato se dirigen a una zona errónea, al cabo de unas horas rectifican los fallos de cálculo, el Bismarck se encuentra al sureste, todo parece indicar que se dirigen a las costas francesas, pero no será fácil dar con el barco alemán, la distancia es muy grande y muchos barcos ingleses se están quedando sin combustible, solo esperan un milagro