Loading


El HMS Hood fotografiado en 1930. Se afrentara al Bismarck la mañana del 24 mayo
El HMS Hood fotografiado en 1930. Se afrentara al Bismarck la mañana del 24 mayo

El 23 de mayo el almirantazgo ingles después de analizar toda la información deciden organizar de inmediato la persecución del Bismarck, el plan consisten trazar un rumbo de colisión con el convoy alemán se mandara una escuadra compuesta por el HMS Hood el Prince of Wales y seis destructores mas. Los navíos del almirante John Tovey navegan bajo una gran borrasca y a pesar del fuerte viento los vigías permanecen en sus puesto buscando cualquier indicio que les lleve el convoy alemán, no tardan en recibir noticas del HMS Suffolk que acaba de encontrarse con el Bismarck, ya conocen la posición el rumbo y la velocidad, con esos datos calculan que se sitúan a 500 millas náuticas al noroeste de la flota inglesa de inmediato ordenan aumentar la velocidad y cambia el rumbo.



El crucero pesado HMS Norfolk, no parece un rival digno para el Bismarck
El crucero pesado HMS Norfolk, no parece un rival digno para el Bismarck

Al medio día la escuadra se le separa dos destructores y aumentan la velocidad con el riesgo consabido de dejar atrás a los cuatro destructores, los ingleses tienen demasiada prisa en enfrentarse al Bismarck, a las 20:00 les in forman de un segundo avistamiento los alemanes se encuentran a 300 millas náuticas. En vista de que conocen la situación del Bismarck y son informados de cualquier cambio de rumbo lo más importante es calcular por donde podrán interceptar al convoy alemán, esta es una ventaja significativa que los ingleses quiere aprovechar ay que tener en cuenta que los ingleses tienen conocimiento de todos los movimientos alemanes pero los alemanes no tiene conocimiento de lo que se les viene encima


El almirante John Tovey, comandante en jefe de la Home Fleet
El almirante John Tovey, comandante en jefe de la Home Fleet

Los cálculos británicos establecen que hacia las 6:00 podrán divisar a los alemanes incluso estarán en disposición de poder disparar al Bismarck y el Prinz Eugen con tal fiereza que les resultara imposible escapar, El plan es del agrado del almirante John Tovey. El vicealmirante Lancelot Holland creador del plan tiene una ambición sin límites será capaz ce todo para figurar en el panteón de los grandes héroes navales y no está dispuesto a perder esta oportunidad. El plan del almirante parece una locura teniendo en cuenta que el curso que siguen les lleva directamente a los alemanes pero para sorprender a los alemanes tendrán que acercarse sin que les vean y en el caso de perder el factor sorpresa quedaran a merced de la artillería alemana muy superior a la del Hood aún así continúan con la persecución, esto puede ser debido a que el primer ministro Winston Churchill prefiere que sus comandantes sean más agresivos


Oficial de defensa antiaérea en el acorazado HMS Prince of Wales
Oficial de defensa antiaérea en el acorazado HMS Prince of Wales

Para que la misión de dar caza al Bismarck es primordial disponer en todo momento de la información sobre las coordenadas de la flota alemana si no corren el riesgo de encontrase cuando menos lo esperan o algo peor perder su rastro por completo. Para llevar a cabo su plan necesitan la colaboración de dos cruceros pesados que se encargaran de enfrentarse al Prinz Eugen mientras el Hood y el Price of Wales se afrentan al Bismarck. El vicealmirante Holand recibe un mensaje del Suffolk informado que han perdido el rastro del Bismarck, su plan no ha servido de nada, el peligro de que pierdan la pista es aun mayor así que optan por mantener el rumbo hasta las 2:00 a partir de entonces se desvían hacia el sur, sin saberlo navegan en paralelo con el convoy alemán


Baterías antiaéreas de 132 mm del HMS Prince of Wales
Baterías antiaéreas de 132 mm del HMS Prince of Wales

A las 2:47 el Suffolk recupera el rastro del convoy alemán y trasmite la posición y rumbo al resto de la escuadra, los mandos del Hood respiran aliviados el Bismarck no ha cambiado de rumbo y se encuentra a 35 millas al noroeste, se ordena un ligero cambio de rumbo a estribor y un aumento de velocidad hasta los28 nudos poco a poco la distancia se va acortando y a las 4:00 solo les separa unas 20 millas. Es extraño que el vicealmirante ordene que solo se utilice el radar de artillería a pesar de que tiene un alcance mucho menor que cualquier otro de 360 grados cuando todos los oficiales aconsejan utilizar los dos tampoco se entiende que no realice ningún vuelo de reconocimiento con los hidroaviones que dispone y cuando autorizan a la mañana siguiente descubren que el agua de mar a contaminado el fuel así que no abra misión de reconocimiento