Antes de empezar a pintar las figuras me gusta colocarlas en su lugar, de esta forma podremos ver si es necesario modificar alguna postura.

 

Después de dar una imprimación aplicamos el tono adecuado en este caso XF-65

 

Otras de las manías que tengo es pintar las piezas por separado y las coloco en un tapón de corcho o similar, esto tiene la ventaja de poder manipular las piezas sin tener que tocarlas y así dar los efectos en zonas que serian difícil llegar si la figura estaría montada.

 

Tenemos que aplicar luces a esta figura, para esto utilizamos el tono anterior mezclado con un poquito de blanco, utilizando un pincel plano y viejo aplicaremos este tono utilizando la técnica del pincel seco sin frotar demasiado y con poca pintura.

 

son idénticas la diferencia será la posición de los brazos y las luces que se han aplicado.

 

Para muchos pintar las caras es lo más complicado pero con paciencia podemos obtener resultados aceptables.

 

Lo primero la imprimación  continuamos pintando con blanco la zona de los ojos, como si fuera un antifaz, estas caras son pequeñas escala 1:35 y no permite dar los efectos que se pueden hacer en figuras más grandes.

 

Pintamos el ojo  y con un pincel muy fino vamos recortando alrededor del ojo utilizando 70.804 como base, perfilamos bien el ojo y daremos una segunda mano si es necesario.

 

Más tarde seguimos aplicando tonos en los labios, cejas y las luces de la cara.

 

Cuando son muchas figuras las aplico un numero a cada figura y ese mismo número a cada pieza de dicha figura de esta forma a la hora de montarlas agruparemos las piezas de cada figura rápidamente y sin volvernos locos.

 

Cuando pintamos una figura con varios tonos lo normal es que tengamos que enmascarar, antes lo teníamos que hacerlo con cinta que no siempre se adaptaba a los relieves y contornos pues afortunadamente tenemos Masking Putty que viene de perlas dado que se adapta perfectamente al ser muy maleable, se retira con facilidad sin dañar la pintura.

 

En esta escena vemos tres soldados USA  uno de ellos sujeta la puerta por miedo que se pueda abrir sin darse cuenta de que la puerta tiene su cadena puesta, tenemos otro soldado intentando ver algo por las rendijas de la puerta mientras el otro compañero les vigila la espalda.

 

Desde esta perspectiva no se ve toda la escena pero en realidad detrás de esa puerta tenemos un PANZER III con personal reponiendo munición y tropas alemanas en la zona.

Les falta un barniz mate, recordemos que barnizar las piezas las refuera.