Lo primero es colocar la viga cumbrera y no la pegaremos sin mas sino que le tallamos unos huecos pare realizar un ensamble.

preparamos nuestras vigas que también le vamos a realizar un ensamble. talle una viga para realizar mas copias.

colocamos la viga ajustando una a una, como las tenemos que retirar para el envejecimiento las numeramos para su posterior montaje.

Desde este lado vemos el tirante horizontal al que hemos colocado una viga vertical de forma provisional  para que soporte las presiones durante el montaje de la cubierta, una vez colocado todo y pegado la estructura tendrá la resistencia apropiada.

En  este extremo de la viga podemos tallar  algún elemento decorativo así ganaremos mas relieve, eso si con cuidado un solo falló y a repetir toda la viga.

Cortamos y ajustamos estas piezas para montar el alero de este tejado. 

Este es el aspecto del alero, se tallo un dibujo en cada viga ganando relieve.

Se aplicaron los efectos de envejecimiento a las vigas y se termino de tabicar.

Una vez aplicado el envejecimiento a las vigas se colocan en su posición definitiva, en el ensamblado tenemos zonas que apenas se van a ver o no se verán en absoluto aun así yo prefiero dejarlo bien encajado y pegado, parecerá mentira pero nos aseguramos un buen agarre consiguiendo una estructura resistente.

Entre viga y viga debemos cerrar el espacio existente, esto se podría hacer con ladrillos o madera en este caso madera.

Todas las piezas fueron cortadas a medida del tejado y tratadas por la otra cara, para pegarlas podemos utilizar pegamentos de pegado rápido pero personalmente prefiero la cola blanca que tarda mas en secar pero da buenos resultados cuando pegamos madera con madera, lo sujetamos con alfileres y punto.

Una vez colocadas todas las tablas y ajustar la cumbre lo lijamos suavemente para igualar todo y asi colocar con mas facilidad las tejas,

No es necesario que quede perfecto, este tipo de teja suele acabar moviéndose.

Se aplicaron tres tonos de gris 70.994  70.990  70.989 de Vallejo