Es posible que al principio tengamos problemas a la hora de cultivar plantas en el acuario, sin embargo si tenemos en cuenta ciertos factores tendremos éxito en el cultivo de nuestras plantas, para empezar necesitamos saber que plantas debemos escoger, no podemos tener una planta que requiere agua blanda en un acuario con agua dura, otros factores a tener en cuenta es la iluminación y la temperatura. La tecnología y los aditivos nos pueden ayudar en esta labor.


UN FONDO SANO

El fondo sirve para que la planta echen raíces y se ancle al fondo, siendo la raíces el medio para absorber los nutrientes, añadiendo fertilizantes al substrato fomentaran el crecimiento, dependiendo de la estructura del substrato será mas fácil la absorción de restos de alimento y excrementos de animales, es preferible un fondo de grano pequeño para poder tapizar el acuario y algunos substratos tienen los nutrientes necesarios.


ILUMINACIÓN DE LAS PLANTAS

Uno de los principales problemas para el cultivo de plantas en el acuario es la iluminación , no siempre le prestamos la atención necesaria, los acuarios que venden con todo preparado no tienen la intensidad necesaria y la luz es más que necesaria para su crecimiento y debe ser abundante y con intensidad sin olvidar el tiempo de iluminación y la composición espectral, la tecnología a avanzado lo suficiente y nos proporcionan verdaderas maravillas para iluminar correctamente nuestras plantas.


EL AGUA

El agua vital para los peces y plantas, su composición será determinante para el bienestar de los seres vivos que estén en el acuario, los valores son determinantes para el crecimiento de la mayoría de las especies, la dureza debe encontrarse entre 5-12º KH y el PH debería de estar entre 6.5 - 7.2 Entre estos valores la mayoría de las especies deberán crecer sanas.


FERTILIZANTES PARA PLANTAS

 Existen estimulantes para el crecimiento de las plantas, usados de manera correcta ofrecen una ayuda para el crecimiento sano de las plantas

1. La fertilización con hierro cumple un papa importante en la nutrición, evitan el color amarillento y tendrán un verde oscuro y un buen crecimiento, en el mercado ya existen preparados especiales en el mercado.

2. La fertilización con nutrientes solo se debe de utilizar en los casos más graves y siempre con  precaución, la sobre fertilización es más dañina que si no echamos nada

3. La fertilización con dióxido de carbono es un estimulo adicional para el crecimiento y fomenta el crecimiento de las raíces y reducirá el estrés si las tuviéramos que mover, la adición de CO2 es más necesarias en aguas muy duras.

La fertilización con dióxido de carbono es bastante fácil, se requiere un cilindro de CO2. una válvula reductora de presión y un difusor, en el mercado podemos encontrar equipos completos, no son pocos los aficionados montan equipos de CO2 pero estos sistemas no se pueden parar el CO2 y siempre estará saliendo hasta que se acaba la mezcla de levadura y azúcar.

La mezcla 


Se hace con agua , azúcar y levadura fresca. Vale cualquier tipo de azúcar pero no de levadura.

La levadura fresca es un organismo vivo, un micro hongo (sacharomices cerevisae), que es capaz de realizar la fermentación: en ausencia de oxigeno transforma los azúcares en alcohol y liberan CO2. De forma parecida se hace el vino y la cerveza.

La puedes conseguir en panaderías o tiendas de alimentación, tiene una textura de queso blando y debes conservarla en el frigorífico. A temperaturas altas 50º muere y a 3º se aletarga. Recién sacada de la nevera (unos 5º) tardará más en reaccionar. Se puede congelar pero los que lo han probado dicen que dura menos.

La levadura química o en polvo no vale, es un compuesto que libera CO2 solamente una vez

1 taza de azúcar

1 cucharada de té con levadura

1 taza 1/2 de agua caliente

Lo mezclamos todo, el agua caliente nos ayudara a disolver la levadura, pasadas unas horas tras la mezcla empezara a soltar CO2