Como aficionado a las plantas debemos dar importancia al fondo, esto determinara el crecimiento y la salud de nuestras plantas. Los peces no tienen demandas en relación con el fondo pero debe de ser oscuro y redondeado. Algunas especies requieren arena para hozar y buscar alimento. Es importante que que no contengan ni metales ni calcio, el calcio endurece el agua lo cual es indeseable para la mayoría de especies y dañino para las plantas.

ARENAS: Pueden ser de naturaleza silícica (Inertes químicamente) o de cualquier otra composición como arena de playa, de río, etc… En función de las necesidades de química de aguas optaremos por las de sílice o en el caso de salobres y marinos, podrán ser de naturaleza calcárea. La granulometría queda por debajo del milímetro. Se compactan mucho creando zonas anaerobias (Sin oxígeno) a menos que hayan animales excavadores.

 Se comercializa como arena silícica el triturado artificial de sílice, componente del papel de lija y conocido abrasivo para la restauración de fachadas. Al ser triturado y no erosionado por factores naturales, visto al microscopio presenta afiladísimas aristas. Puede dar problemas en las mucosas y branquias de los peces, sobretodo los de fondo.


GRAVILLA DE SÍLICE: El sustrato más extendido en acuario. Hay de todas las granulometrías pero para filtro biológico se recomienda de 2-3mm. Es inerte y no cede componentes al agua. Debe ser de canto redondo (Ni abrasiva ni cortante) y es un buen soporte para las plantas que mantendrán sus raíces oxigenadas pero sin nutrientes. Hay de todos los colores y se deben comprar en comercios especializados donde nos garantizarán que no contienen calizas ni metales. 

Se encuentran en el mercado gravas teñidas. Las hay que son totalmente inocuas aunque ocasionalmente aparecieron algunas con tintes problemáticos.


GUIJARROS Y CANTOS: Pueden ser de sílice o no y de granulometría desde los 5mm a los “cantos rodados” de tamaño y peso considerables.

Se pueden usar como sustrato sin plantas o como decoración dispersa entre la gravilla, otorgando la naturalidad de un sustrato heterogéneo.


GUIJARRO O CANTO “PLANO”: Generalmente de pizarras o areniscas erosionadas por el paso del agua y procedentes de los lechos de los ríos encontramos estos guijarros de aspecto muy natural y que  de ser de pizarra y no contener manchas  marrones (Hierro) ni amarillas (Azufre), ofrecen un resultado excelente en la reproducción de torrentes de montaña. Cuesta mucho de encontrar en el ramo.


LAVA VOLCÁNICA, GREDA: Excelente material para drenajes y filtros biológicos. Es un material inerte que usado como sustrato mantiene el agua impecable. La roja adquiere una coloración muy estética bajo el espectro de los tubos GRO. Se suele comercializar en jardinería y presenta el inconveniente de venir muy sucia (Aclararla bien en escurridor, nada de cubos…) y de ser muy abrasiva para los peces de fondo. También la encontramos de diferentes granulometrías y generalmente de color rojizo, mas raramente negra.

La combinación de ambos colores y diferentes tamaños en acuarios de iluminación media es sorprendente.


TURBAS: Aparte de como material filtrante químico, se utiliza como sustrato de puesta de ciprinodóntidos con la ventaja añadida de tamponar el pH en los niveles de acidez requeridos. No sirve cualquier turba. Hay que conseguirla en el comercio indicando previamente su uso.


AKADAMA: Sustrato arcilloso proveniente de Japón de uso habitual en el mundo del bonsai. Se ha abierto camino en el acuario por sus propiedades tampón que ronda el 6.5 de pH al asimilar los carbonatos diluidos en el agua de origen. La de granulometría fina se llama shohin. Muy pulverulentas, deben lavarse enérgicamente. Hay quien las hierve con carbonato de calcio para evitar los fuertes descensos iniciales de pH.


Cada acuario tiene que limpiarse regularmente para que tus peces permanecerán sanos y felices. Limpieza de la grava del acuario es un paso importante en este proceso. Cuando es tiempo de limpiar la grava, debe seguir los procedimientos adecuados para retirar el pescado y limpieza de la grava para que bacterias útiles no ser matadas. Aprende a limpiar la grava de tu acuario y vuelva a colocar los peces en el tanque. Todo el proyecto puede realizarse en unas dos horas.

 

Instrucciones

•  saque el pescado del depósito. Asegúrese de que tener un balde lleno con agua la mitad del tanque y mitad de agua nueva para poner el pescado.Es recomendable tener otro acuario mas pequeño para estos menesteres. Poner piedras de aire y una bomba de aire en el cubo para que el pez pueda respirar.

 

•  desenchufe el acuario y drene el agua. Use esta oportunidad para limpiar el acuario entero.

 

•  saque alrededor de 2 tazas de gravilla y apartar. Esta grava volverá al acuario después de haber terminado la limpieza. Según Renton.com, lavar la grava matará las bacterias útiles y guardar estas 2 tazas de grava permitirá las bacterias población comienzan a crecer otra vez después de haber limpiado el tanque.

 

•  Coloque el resto de la grava en un cubo grande o dividirlo entre dos cubos si es necesario. Use una manguera para rociar la grava apagado. Remolino alrededor en el cubo mientras esté rociando con agua. Continuar a enjuagar y drenar el agua hasta que el agua salga limpia.